LA MÚSICA Y EL SEXO. Parte III

EL SEXO Y LOS ADOLESCENTES. Los adolescentes que escuchan música vulgar se desvirgan antes
Sexuality and gender identity-based cultures

Image via Wikipedia

Según un estudio realizado en el 2006 relacionado con los gustos musicales de los adolescentes, los que escuchan música con letras explícitamente sexuales pierden la virginidad antes que quienes prefieren ritmos y temas más “recatados”.

No importa qué género musical escuchen, puede ser dance, hip-hop, rap, rock, pop, y muchos otros. Pero lo que más importa es el mensaje que ellos absorben a través de la letra de los temas: los investigadores encontraron que las letras explícitas incrementan el deseo para comenzar su vida sexual lo antes posible…

 

¡Vaya descubrimiento! Yo recuerdo mi adolescencia y algunas noches no podía dormir porque mi piel literalmente se calentaba. Y ponerse a ver los videoclips en los tiempos de mi adolescencia, es como ver un fragmento de la película de Heidi comparado con los vídeos de ahora.

Ya los adolescentes tienen su cóctel hormonal: díganle “sexo, sexo, sexo” en una canción cuasi-erótica y probablemente lleguen al orgasmo mucho antes, no sin antes consumir los productos musicales y recomendarlos a sus amigos, haciendo más famosos a los artistas. Por ejemplo: “¿Viste “Bad Boy”, el nuevo vídeo de los Die Antwoord? Sale un tipo en bóxers meneando una verga así de grande”, y cosas por el estilo. (Creo que este párrafo resume el artículo)


Ahora volvamos al estudio de los investigadores. La música moderna se conoce por sus secretos sexuales y letras explícitas, describiendo a los hombres como sementales, o como “sex machines”; mientras que las mujeres son objetos sexuales, e inclusive esclavas sexuales. Hasta nuestra inocente Britney dijo “I’m a slave for you”… ¡porque vende!

Entonces, lo que esto genera es que las letras atraen a los adolescentes, y esto los sobreexcita tanto que hace que ellos y los jóvenes un par de años mayores se interesen sexualmente por personas de todas las edades.  Especialmente cuando nunca han tenido relaciones; los hombres se buscan una mujer “veterana” en cuestiones sexuales y llegan a mirar con deseo a inocentes madres de familia, viendo “hembras” a las que ellos pueden decir “Mirá esa cuarentona, cómo se conserva a su edad, yo le doy, me gustaría que una persona así me enseñara de sexo”, “Sí, mamita, vení” y cosas similares.


Ahora las cifras.

Pittsburgh investigó cómo la música que escuchan los adolescentes influyen sus deseos sexuales. Después de investigar 1461 participantes entre 12 y 17 años, los investigadores analizaron el número de personas que perdieron la virginidad y que escuchaban música con mensajes denigrantes. En los siguientes dos años, el doble de adolescentes perdería su virginidad, comparado con quienes no escuchaban dicha música.

El 51% del primer grupo tuvieron relaciones en los siguientes dos años, comparados con el 29% del segundo grupo.

La mayoría de los voluntarios fueron vírgenes cuando el estudio comenzó en 2001, luego los investigadores entrevistaron a los mismos participantes en el año 2002 y luego en el 2004. Así fueron calculados los porcentajes nombrados anteriormente.

 

Si les interesó la entrada les dejo un par de links, con información más reciente.

 

 

FUENTE: SOFTPEDIA News

Enhanced by Zemanta

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

2 responses to “LA MÚSICA Y EL SEXO. Parte III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: