INTERPOL

Este grupo neoyorquino formado en 1998, que comenzó como indie rock pero ahora está catalogada por los críticos musicales como post-punk, posee un cantante (llamado Paul Banks) con una personalidad magnética y asombrosa: es fanático de Borges, Cortázar y Quiroga. Además de ser amante de la literatura argentina, habla un español perfecto, y en sus letras hay palabras en nuestro idioma. No sólo eso, en una entrevista realizada por la Revista “Soy Rock” aclaró está esperando la hora de volver a la Argentina. ¡Asombroso!

 

La primera vez que este grupo vino a la Argentina fue en el año 2008, en el Teatro Gran Rex, y han manifestado deseos de volver. Incrédulo, Paul Banks ha declarado no saber por qué en países como Argentina y Mexico, donde no se habla inglés, tienen tantos fans.  Es verdad, el inglés no es el idioma oficial en Argentina, pero si consideramos el alto porcentaje de alfabetización (mayor al 98%), la cantidad de argentinos que los escuchan gracias a Internet (plataformas como Deezer, Grooveshark, Soundcloud, We Are Haunted, piratería, etc.) y el sector de la población que los consume, notaremos rápidamente que dentro de los jóvenes que los consume, el inglés es cosa de todos los días.

 

En Argentina, como en muchos países es muy común que se consuma música internacional, y es tan (o más) popular como los otros géneros, por lo que no entendí muy bien por qué respondió así en la entrevista. De todas maneras, el cantante parece disfrutar su éxito, a pesar de compararse con bandas directas de rock como The Cure, Yeah Yeah Yeah y The Strokes, sin siquiera dudar que en Argentina ellos son llamativos por el sólo hecho de pertenecer a la música internacional. Tradúzcase esto como “no popular”, no cumbia villera, no reggeaton, cualquier cosa en Argentina es buena para escuchar de la música de cuarta. Esto hace que en Argentina los que saben de música tiendan a la música electrónica, o se aventuren dentro de los laberintos de la música independiente, cuando no saben de otros artistas que pueden ser buenos, o no tienen mucho tiempo para investigar.

Sea cual sea la razón de la predilección del grupo argentino por Interpol, es muy bueno que este grupo tenga sus ojos puestos en nosotros. A mí me fascinaron sus descripciones de la literatura argentina, por ejemplo cuando explica qué le parece Horacio Quiroga, explica: “Es muy macabro, tiene algo de Edgar Allan Poe”. Paul Banks leyó a Quiroga, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez directamente del español, como corresponde. “Ahora estoy leyendo Cien años de soledad, pero en inglés, porque me doy cuenta de que mi vocabulario no es suficiente para entender la poesía de ciertos escritores”, agrega.

Y… sí. Es de esperar, el inglés, totalmente favorecido para los entornos técnicos por ahí pierde fuerza combinatoria al ser comparado por lenguajes románticos. Después de todo, el español, el francés, y el italiano tienen mayores posibilidades, al menos en la poesía, que los idiomas sajones. Aunque el idioma de la poesía es uno solo. Al igual que el de la música.

O el del arte.

Es el idioma del alma. O de las carencias. De un dejarse fluir como el aleteo de mis dedos sobre estas teclas furiosas. (Más le vale a ese artista que haya leído a mi Alejandra)

 

De todas maneras, a pesar que a Paul Banks a veces “no le da” para leer todas las obras en su lengua original, sus conocimientos respecto a la literatura y el análisis literario que hace son tan profundos que a uno lo deja con la mandíbula en el sótano. Desde sus críticas literarias, la calidad de sus letras, su forma de vivir la música, y la manera en la que construye sus letras musicales (siempre en primera persona) a uno lo dejan verdaderamente pasmado.

Un grupo para escuchar y para recomendar. Verdaderamente. Y a pesar que recientemente han perdido un miembro de la banda (antes eran cuatro y ahora son tres), dudo que la calidad del grupo decaiga, con un cantante que tiene una personalidad épica. No sé si será tan así, pero para mí que todo el éxito del grupo recae en él.

 

Gracioso que la tapa del disco anterior sea un monolito cayéndose a pedazos, dado que al poco tiempo uno de los integrantes de Interpol abandonó el grupo. Pero eso, según las entrevistas, ha sido pura coincidencia.

 

Les dejo una lista de reproducción, como siempre, para no hacer esta entrada más larga, ya que uno puede dar una crítica muy bien fundamentada, pero será subjetiva. Y la música siempre hablará por ella misma, con una voz que perdurará por siempre. ESCUCHAR POR DEEZER



Discografía
  • Turn on the Bright Lights (2002)
  • Antics (2004)
  • Our Love to Admire (2007)
  • Interpol (2010)

 

EPs
  • The Black EP
  • Interpol EP
  • Precipitate EP
  • Fukd I.D. #3:

 

 

LINKS: last.fm | MySpace | WebsiteWikipedia

Enhanced by Zemanta

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

17 responses to “INTERPOL

  • Mariana

    Creo que te equivocas al decir literatura argentina y mencionar a Horacio Quiroga. Es uruguayo y aunque haya vivido en Argentina, eso no lo hace argentino.

    • richmza

      Tenés razón, se malinterpreta como está escrito.

      La idea por ahí pierde un sentido cuando es sacada de contexto, me tomé el trabajo de leer quiénes son sus escritores favoritos y me llamó la atención que hay muchos autores argentinos. De todas maneras, el error no fue haber escrito que Quiroga era argentino, sólo dije que él es “fanático de Borges, Cortázar y Quiroga”.
      A continuación sigo hablando de que: “Además de ser amante de la literatura argentina, habla un español perfecto”, pero no haciendo alusión que los tres mencionados sean argentinos, sino que le gusta la literatura argentina y habla bien el español.

      Por ahí tendría que modificar la entrada para que la gente no entienda algo que no quise decir, pero para eso tenemos los comentarios. Si cambio que le gusta la literatura argentina por la “literatura latinoamericana” pierde sentido lo que yo quería decir, que yo (al ser argentino) me había sorprendido mucho leyendo sus entrevistas. Quizás por un nacionalismo superficial que me llevó a escribir la entrada.

      Pero de ninguna manera pienso que Horacio Quiroga es argentino. Todos saben que nació en Uuguay, creo que cualquier persona con los conocimientos mínimos en literatura sabe esto. Si bien no es originario de argentina, a niveles de la ciudadanía fue considerado y tratado como un ciudadano argentino más. Pero el caso no es que vivió alrededor de 34 años en la Argentina y que fue uno de los personajes más importantes de la Sociedad Argentina De Escritores.

      El caso es que en ninguna oración digo “Horacio Quiroga es argentino”. Digo que a Scott le gusta la literatura argentina: “Además de gustarle la literatura argentina, habla perfecto español”.
      Sí creo que se derivan otros análisis, pero es que uno revela otras cosas que sabe o que piensa cuando escribe. Y ahora que me lo pongo a pensar, tantos años viviendo en la Argentina, nació en Uruguay, murió en la Argentina.

      ¿A quién le importa si murió pensando que era 50% argentino y 50% uruguayo, o que murió pensando que la Argentina lo trataba mejor que Uruguay o que quería volver a su país natal?
      Me parece que las cuestiones de bandera no tienen nada que ver con la música. La música y la literatura es universal.

      Horacio Quiroga fue un gran escritor y no viene al caso realmente este comentario porque lo nombra sólo una vez, la entrada es de Interpol.

      De todas maneras muchas gracias por la observación. Voy a tener más cuidado con redacciones futuras. Saludos!

  • Mariana

    Agradezco que te hayas tomado el tiempo en responderme.

    Entiendo lo que decís, mi intención no fue criticarte tan sólo aclarar que es uruguayo. El que allá nacido acá o allá no hace a la persona, ni tampoco a su trabajo.

    Quizá el mismo nacionalismo artificial al cual haces referencia, me llevó a corregirte. Las rivalidades entre Argentina y Uruguay parecen nunca terminar, y al saber que Banks leyó a Horacio Quiroga, se puede decir que me asaltó el orgullo nacional.

    Me gusta mucho Interpol y aunque sabía que Paul Banks hablaba español y que basaba sus letras en la literatura, no sabía que era fanático de Borges, Cortázar y el eje central de nuestro dialogo, Quiroga.

    Todos estos autores que, más allá de sus nacionalidades, he disfrutado mucho leer.

    • richmza

      Sí, lo sé. Justo me tomé el tiempo en responderte porque escribiste cuando estaba en la compu y además porque estaba esperando que se hirviera el agua. Jajajaja.

      Bueno, te comenté de una forma muy ácida y no fue mi intención. Lo que pasa es que hay una rivalidad peor entre argentinos y chilenos (yo vivo en Mendoza, al lado de la Cordillera de Los Andes) y estas rivalidades me parecen estúpidas.

      Sólo que quería hacer mucho hincapié que yo no veo a las personas con la camiseta de las nacionalidades. Me gustan muchos autores y los reconozco primero como personas, luego como artistas y casi nunca con su bandera nacional. No sé si se entiende. Sí tengo un poquito de orgullo que Jorge Luis Borges y Alejandra Pizarnik (entre varios) sean personajes que hicieron un aporte a nivel internacional. Pero es un nacionalismo innecesario, que no le hace ningún aporte al arte.

      De todas maneras, de Uruguay mi preferida es Marosa di Giorgio, genial, excelente, única en su estilo.

      Sé que tu intención no fue criticarme, tenías razón que se podía malinterpretar eso. Lo que pasa es que estoy un poquito intolerante porque justo esta semana he estado discutiendo mucho contra un supuesto pedófilo que está defendiendo a la pedofilia en todas mis entradas relacionadas con el tema, te pido mil disculpas.

      Sé que lo hiciste con toda la intención de hacer un aporte, por eso me tomé el tiempo de responderte. Siempre lo hago porque este blog está vivo gracias a los lectores. Y ojo, eh, que no todos se animan a dejar un comentario.

      Bueno, te espero por este blog, me alegro que hayas dado con esto!!

      Nos estamos comunicando!!! Bye bye!

  • Mariana

    * nacionalismo superficial.

  • Mariana

    El artículo encara, me informaste cosas de Interpol que no sabía.

    Lástima que Carlos D., ya no está y que aparentemente, la banda no viene este año a Argentina o a Uruguay (eso sería un milagro), quería verlos. Pero bueno, será en otra ocasión.

    Seguiré comentando en la medida que sea necesario corregir algo jaja, es broma, suerte con el blog. Seguí así!

    ¡¡Saludos!!

    • richmza

      Dale! JAJAJAJA! Gracias! Igual esto está bueno, porque somos 3 administradores y ningún corrector/editor.

      Así que lanzamos las entradas lo mejor que podemos, y con el trabajo final nos ayudan todos los lectores del blog!!!! Te esperamos!!!

      Un abrazo!

  • Natalia

    Cuando decís “mi Alejandra”, te referís a la Pizarnik?
    Si es por ella, te aclaro que es mía… también.
    Ja.

    Bueno, la compartimos… y a Interpol también.
    ñ.ñ

  • Natalia

    No, no y no. Definitivamente, no. You are SO wrong, my dear…
    Si yo decidí compartirla con vos, deberías sentirte más que afortunado… ya que desde muy temprana edad la disfruto (es mi musa por excelencia) y esp fue hace muuuucho tiempo… (lo de la “temprana edad”, digo).
    Así que ud. siga debatiendo/flirteando con la srta. del “orgullo nacional”, (falso por cierto, por salir ante una rivalidad absurda de uruguayos vs argentinos, en lugar de salir ante cosas importantes que tengan que ver con la afectación de lo nuestro en sí) que nosotras con Alejandra lo miramos desde una nubecita y nos reímos (pero no de ud., sin nada de sorna, nos reímos con ud. claro…).

    Quiroga se crió como argentino y pensaba como tal. Y me atrevo a decir también que en gran parte como tal, sucumbió ante la ambición de poder; el de la omnipotencia del hombre de creer y pensar que él solo puede con todo y todo puede controlar. Y particularmente digo, al decir “como tal” refiriéndome a la omnipotencia, que Horacio en su forma de ser en sí era parecido a los llamados “porteños”, es decir, los habitantes de Capital Federal, aún viviendo en medio de la selva y perdido en su amor por la naturaleza, y esas cosas.
    Al Ché Guevara le pasó también que, nacido en Rosario, luego se crió en Córdoba absorbiendo tantas cosas del lugar, que en su personalidad tenía más de “cordobés” que de “rosarino” en sí.
    Esto creo que es como la rivalidad absurda -a mi entender- creada por ciertas personas entre “padres biológicos vs. padres adoptivos”, de la cual se desprende toda esa cosa de “padres son los que te crían” en oposición al “padres son los que te dan la vida”, y todo sigue como el cuento de nunca acabar…
    Yo nací en Córdoba, me crié allá y he pasado mucho más tiempo de mi vida en esa ciudad, que esta Capital Federal tan convulsionada de cosas y a la que tuve que venir a vivir por tabajo y luego elegí quedarme por amor (primero a un hombre, y luego ya no estando él más, a la ciudad en sí). Sin embargo, si alguien se refiriera a mí como “porteña”, no me quitaría el sueño el error geográfico, ya que la tan antigua (y ambigüa, también, además de absurda) rivalidad “porteños/cordobeses” tiene más de mito urbano a estas alturas de tiempos que corren, que otra cosa.

    Por otro lado, creo que lo más asombroso para Banks no es en sí el tema de que las personas acá sepan inglés (lo cual sería cuasi ridículo para una mente tan abierta como la suya) sino el marcado y ferviente interés de la gente de acá por la música no-local. Es algo que a muchos músicos de afuera les sucede, y más de lugares como Estados Unidos e Inglaterra, donde ese marcado y ferviente interés es muy “localista” ya que se ve más que nada por bancas precisamente locales (sean de sus ciudades o regiones, pero de su país en sí). Aclaro, no es que “no se vea eso en sus países”, ya que por citar un ejemplo, Nightwish o The Gathering van a Inglaterra o USA y arrasan, la gente enloquece, y una es de Finlandia y la otra es de Holanda… mi punto es que ellos tienen sus movidas locales demasiado fuertes y saben que por ejemplo, en Latinoamérica en general, se mira y admira mucho o demasiado a artistas de USA e Inglaterra, y particularmente por la distancia y diferencia tan grande de culturas y etc. relativos, a ellos en particular les causa mucha admiración y sorpresa que personas hispanohablantes no solo hablen inglés en sí, sino que desarrollen ese fervor tan efusivo por cosas relativas a su cultura (como su música, que lo es).
    La semana pasada a raíz del tema de la celebración de Halloween, una señora discutía con dos chicos (de unos 8 y 12 años) sobre ello. Exhortándolos, les decía “Qué tienen que andar festejando algo yanqui ustedes, si son AR-GEN-TI-NOS, qué ejemplo les están dando sus padres dejándolos hacer esto…” y bla bla. Y los chicos mudos, nada decían, calladitos y sonrientes me miraban con cierta complicidad, hasta que terminaron de comprar y me dieron un beso diciendo luego “Bye teacher!” con cierto aire de provocación a la sra., la cual me miró entre asombrada y embroncada, mientras la almacenera riéndose (muy tentada) me decía “Qué va a llevar, teacher?”. Y ahí se me vino el rosario a mí: “Usted es de esos que les enseñan esas cosas extranjeras a los chicos, pobres inocentes, debería darle vergüenza…”. A lo cual solo pude decir: “No señora, en todo caso debería darle vergüenza a sus padres mandarme a sus pobres inocentes chicos para que yo les enseñe eso, porque ellos son quienes deciden enviarlos al Instituto donde yo enseño, así que a mí solo me pagan por hacer mi trabajo…”. Su cara seguía reflejando rechazo absoluto, pero sorpresivamente la sra. se quedó callada y ya no me miraba a los ojos. La almacenera entonces dijo: “Yo siempre quise aprender inglés para entender las letras de los Beatles, y además porque estaba enamorada de Paul (MC Cartney)…”, y se reía. Le pregunté a la sra. si le gustaba Frank Sinatra, y enseguida casi sin respirar dijo que sí, y le pregunté entonces si sabe lo que dice en lo que canta, y transformándose su cara en frustración, dijo que no. “No se preocupe, todas hemos amado a hombres sin entenderlos ni conocerlos demasiado, señora”, le dije e insólitamente me sonrió. Le conté que yo había aprendido inglés por un novio, que fue la persona que más amé en mi vida, que tuve hace mucho y que finalmente falleció de leucemia. Y creo que la sra. finalmente se olvidó de su objetivo/objeto de discordia inicial y se fue pensando en poner algún disco al llegar a su casa. Y yo comparto ésta anécdota solo porque creo que un algo aporta a ésto de la admiración por culturas extranjeras, y esas cosas… tema tan candente en estos tiempos que corren (!).

    En fin, saludos!

    N. >”la profe de inglés”

    • richmza

      Alejandra es mía o te hago un muñeco de vudú y lo empiezo a clavar con tu nombre! JAJAJA! Mirá que es Halloween!!!! NOOOOOOOOO!

      COMPARTO MI CAMA, MI PAREJA, MI CUERPO! PERO ALEJANDRA NOOOOOOO!!!!!!!!

  • Natalia

    Ojo con Halloween que es de la tradición Celta y nada tiene nada que ver con vudú ni con Cristina K (!) ni esas cosas.

    Y lo de “comparto mi cama, mi pareja, mi cuerpo, pero…”… come on, no habla nada bien de ud.

    Y encima discrimina, porque a la otra señorita le ha escrito tanto y a mí tan poco… mal, eso no se hace con la gente mayor (!!!).

    Jah.

    • richmza

      Sí! Lo sé! Tengo un amigo que es wiccan!! Él se la pasa hablando de Belthane, de las fiestas del primero de mayo, de las orgías multitudinarias en el campo, del svath, de la Salamandra, todo.

      Lo que pusiste entre comillas lo sacaste de contexto. No habla ni bien ni mal de mí, extrapolando cualquiera podría entender: “Comparto todo menos Alejandra Pizarnik porque es MÍA MÍA MÍA!”, no nos pongamos trolls porque sino tenemos la coherencia semántica de un chatbot.

      Discriminar? o_O

  • Natalia

    Ehm… ojo con la “coherencia semántica”, que dicen que es como la karma police de Radiohead…

    De lo cual intento que deduzca, pues, que todo era en ese tono -que no se escucha en lo escrito, claro, pero uno apunta a que se “vea”- de gracia cercano a la ironía y lejano al sarcasmo (porque sino pierde gracia, en sí), y eso. Digamos.

    Lo mismo con lo de “discriminar”… no era para que tome todo taaaan en serio (con 4 “aes” o con una sola).

    Siempre saco de contexto cosas, solo por diversión. Tampoco soy un “Jorge Rial” de la escritura (!), pero la intención es divertirme con el otro y no “a costa de”… So, extrapolando o no, parece que he sido un troll sin darme cuenta (!!).

    Enhorabuena descubrirlo ahora, antes que nunca (!!!).

    Saludos! ñ.ñ

  • Natalia

    The Lipikas… claro!
    Así se llamaría mi banda neo-post-punk-industrial-experimental-indie, si me decidiera a formarla primero y a darle un nombre después (cosas que me cuestan ambas, desde chiquita tuve problemas con el tema de las estructuras y etiquetas… jah).

    Esto es lo que ud. consigue, cuando se mete con nosotros… (diría Yorke, pero más “formalmente”…).

    Phew!

    ñ.ñ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: