Uso adecuado de la voz

En esta entrada podrás encontrar algunas claves y conceptos que recomendamos los pongas en práctica porque existen estudios serios que demuestran que pueden beneficiarte en el uso adecuado de la voz.

Hay que recordar que si durante años se han mantenido hábitos no dirigidos para el manejo correcto de la voz, el tratar de cambiarlos por aquellos que protegen y aumentan su eficiencia es algo que demanda un esfuerzo personal constante.

Está demostrado que hay situaciones que perjudican a la voz y que conviene evitarlas:

  • Aspirar por la boca.
  • Dormir con la boca abierta.
  • Dormir donde funcionan calefacción o refrigeración a niveles altos.
  • Golpear la glotis con el “titubeo” al hablar por teléfono o con el inicio con una vocal “golpeada”
  • Gritar.
  • Hablar al aire libre.
  • Hablar cuando se está agitado.
  • Hablar en lugares donde hay motores en marcha.
  • Hablar en lugares donde hay humo o polvillo
  • Hablar en reuniones donde hay muchos hablando.
  • Llorar y hablar al mismo tiempo.
  • Reír a carcajadas.
  • Respirar inadecuadamente.
  • Usar los llamados “bastones” mientras se piensa en lo que se dirá a continuación: “emmm, esteeeee, ammmm, estemm, bué… bueno, mmmmm”

Si aparece un estado de disfonía, o de cansancio vocal lo ideal es hacer reposo vocal pleno más la realización de los ejercicios de respiración que se enseñaron durante las clases.

El primer momento de la respiración, es decir la inspiración, se facilita realizarla como si se estuviera sintiendo un agradable aroma, en forma suave y profunda de modo que la capacidad pulmonar sea ocupada al máximo.

Para evitar la emisión de una voz “aplastada o chata” y al mismo tiempo facilitar las notas agudas es importante relajar el movimiento de la lengua, de la mandíbula y de los músculos faciales.

La realización de ejercicios faciales de relajación mejoran el trabajo expresivo para hablar y para cantar.

Denominamos “impostación” al trabajo de colocar la emisión de la voz a un nivel alto en el paladar y en los “resonadores” formados por las cavidades del macizo facial.

Se llama “ataque” al inicio de las frases habladas o cantadas, que se aconseja sea hecho con potencia y claridad.

Se entiende por “potencia” la intensidad de emisión de la voz, y para facilitarla se puede realizar como si se cantara o hablara para la última fila del público.

La buena “dicción” se basa en la pronunciación correcta de las consonantes, por ejemplo “B y P” (labiales explosivas) “L y N” (pálato linguales) “R” pronunciada a la italiana, en la punta de la lengua.

La buena “articulación” se basa en la pronunciación correcta de las vocales.

Está indicado que la dicción y la articulación deben realizarse con la lengua y los labios firmes y dóciles, funcionando a modo de una bisagra.

Resulta perjudicial hablar en voz baja, pero cuando es inevitable la situación conviene hablar en forma un poco más aguda que lo habitual.

La tos y la llamada “carraspera” originadas en el incorrecto uso de la voz, también son al mismo tiempo agresiones para el aparato fonador, las que se pueden reducir realizando el ejercicio de inspirar, apretar los labios y tragar saliva.

Resulta beneficioso para la salud vocal sustituir la lectura en voz alta o el canto por la realización de ejercicios de vocalización, por ello te recordamos las siguientes prácticas:

Ejercicios SIN SONIDO:

  1. De respiración: en 1, 2, 3 y 4 tiempos.
  2. De relajación: para el cuello, para la cabeza y para los hombros.
  3. Faciales: pasar la lengua alrededor y adelante de los dientes
  4. Soplar a la mano: el aire debe llegar frío, fino y sin tropiezos.
  5. Tomar aire sostener y exhalar como echando aliento, como soplando una vela, como silbando, como pidiendo silencio.
  6. Con la mandíbula hacia abajo, hacia arriba y hacia los costados.
  7. Como diciendo “PATO”, “DAE”.
  8. Imitar el motor de un helicóptero.
  9. Imitar el trote y sonido del descanso del caballo.
  10. Sacar la lengua bien relajada, emitir con aire y sin sonido, las vocales, como recurso extremo durante la actividad profesional que exige continuidad.

Ejercicios CON SONIDO:

  1. De impostación para encontrar y reconocer los resonadores: “MN”
  2. “MLONG” como si la n y la g sonaran en la nariz
  3. De articulación: “I E A O U”
  4. De flexibilización: “AUIUA”
  5. De timbrar: “RIL-ROL” (la “R” debe vibrar y “LA VOCAL” debe pasar rápido)
  6. De homogeneidad: cantar “La mar estaba serena”

Un recurso interesante para evaluar los avances alcanzados y las mejoras que se pueden introducir en la re-educación vocal es que grabes tu voz.

Esta aconsejado que si estás entre aquellas personas que utilizan la voz intensivamente, además de los cursos que puedas realizar, tomes clases guiadas de entrenamiento vocal en forma frecuente, para mantener los logros alcanzados y al mismo tiempo evitar toda una serie de problemas posibles, generalmente de consecuencias desagradables o irreversibles.

Con nuestro mayor afecto para vos y a favor de tu invalorable salud.

COLABORACIÓN: Prof. MIRTA LUCISANO y Dr. AURELIO GUERRERO

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

One response to “Uso adecuado de la voz

  • MATILDE MAR LOYA

    AGRADEZCO SU PUBLICACION PUES HA SIDO DE GRAN AYUDA PARA AUTOCORREGIRME Y MEJORAR MI SALUD OJALA TODAS LAS PERSONAS DEN SUS APORTACIONES, EN CUANTO ESTE MEJOR LO HARE MIL GRACIAS. MATILDE MAR LOYA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.706 seguidores

%d personas les gusta esto: