Los prejuicios relacionados con la homosexualidad

 

Estoy publicando este artículo porque hoy a través de mi cuenta de Twitter me puse a hacer bromas en el hashtag de #inmoral, que se volvió muy candente y terminó siendo Top Trend en Twitter Argentina.

Ahí estuvimos enroscándonos varios tuiteros, generalmente con chistes relacionados con noticias de actualidad, pero cada tanto aparecía un comentario con espíritu moralista, como el siguiente:

 

 

Cosa que me molestó, no tanto por lo moralista sino por el tono discriminatorio por el mensaje. Además me vi en la obligación de responderle a esa señora, no por el hecho de que su tweet haya aparecido con implicancias religiosas, sino porque simplemente me enferma la discriminación, y según Klout soy bastante influyente en cuestiones LGBT, con más de 1100 seguidores en Twitter y quería que la gente reflexionara un poco antes de abrir la boca para decir, básicamente, estupideces.

 

Continué utilizando el mismo hashtag, #inmoral, y recibí muchos tweets de personas, muchísimos chistes. Pero continuó la discusión con esta señora que se sentía un paladín del Señor y de las buenas costumbres.

Otra de las cosas que más me llamó la atención es la capacidad que tienen para mezclar cosas inmiscibles las personas que son fanáticas religiosas y jamás se detienen a pensar acerca de lo que están diciendo, porque no pueden salir de la cajita de cristal que les construyó sobre sus neuronas la “Santa” Iglesia Católica.

 

Me puse a pensar: “¿Puede ser posible que tanto le moleste a esta buena mujer que hayan niños adoptados por parejas LGBT…?”

 

Tantos niños con SIDA abandonados por sus propios padres heterosexuales, que terminan en orfanatos especiales para niños con enfermedades infecciosas, y que son olvidados por el resto de sus vidas, hasta que mueren, sin conocer el amor y el afecto de un padre heterosexual. Claro, todos los fanáticos religiosos lobotomizados están en contra de la adopción por padres gays, pero ¿cuántos de ellos estarían dispuestos a adoptar? Y si están dispuestos a adoptar… ¿Cuántos de estas personas discriminatorias estarían dispuestos a adoptar un hijo con HIV, siendo que los mismos heterosexuales infectaron a la pobre criatura?

Y hablan de los pobres niños, dicen estupideces como “Le arruinan la vida a la criatura, porque cuando crezca será gay”. Pero ni siquiera han leído un solo libro de psicología, se han quedado sólo leyendo sus Santas Escrituras, y antes de pensar en el amor, el perdón de los pecados o en la Divina Misericordia de Dios, se quedan colgado con la parte más dura de La Biblia, con el Antiguo Testamento, con frases durísimas escritas más de 2000 años atrás, que no están reflejadas para nada en el espíritu pacifista y misericordioso del Nuevo Testamento.

 

Esta discriminación, esta necesidad de castigar al homosexual (y al pobre niño dejándolo para siempre solo, recluido por la eternidad en un orfanato), me parece que no corresponde en una persona que está diciendo que es católica, y por extrapolación: religiosa, no importa del credo que haya elegido para llevar a cabo su vida espiritual.

 

No sólo eso, sino cuando defienden “la familia real” (que según esta persona está compuesta por un padre y una madre, de sexos opuestos), no se ponen a pensar en la frecuencia con la que ocurre el divorcio, ni se ponen a pensar que el día de hoy es normal tener un solo padre, o una sola madre, y que su familia no sea la “familia normal” que ellos hablan, porque el avance de la civilización occidental ya ha destruido esa concepción de la familia, evolucionándola, cambiándola por la idea de una familia diferente.

La “familia normal”, señora, no es la que está constituida por un padre y una madre, con dos hijos. Eso era en la generación de mis padres. La palabra “normal” viene de la Estadística y sólo significa “que se adapta a la norma”, o sea, que el caso del que estamos hablando “está incluido dentro del 95% de los casos totales”, según la Estadística. Por lo tanto, el hecho de que algo sea “normal” implica que según los porcentajes es lo más probable que suceda, concepto que nada tiene que ver con la religión, la moral, o las buenas costumbres.

Así que no digan “No es normal tener dos padres gays es una familia” asociándolo a una idea religiosa, porque desde el vamos la familia con padre y madre tampoco es normal.

Lo normal el día de hoy es tener padres separados o divorciados, viviendo en una familia disfuncional, con problemas de agresividad, problemas de inclusión social, y en las familias más pudientes tener serios problemas con que tus hijos se “alienen” con Facebook, Twitter y todas las redes sociales. Pero eso quizás no es lo más grave, lo normal es que pierdan la virginidad muchísimo antes de los 15 años, en algunos casos hasta los 13 años en los varones, y que estén expuestos a riesgos tremendos porque los padres poco pueden hacer por sus hijos, exceptuando hacer las veces de disco rayado, porque la sociedad se salió de control y el sexo es una bestia que funciona transmutando las energías de las personas que son sometidas a su poder, dominadas por siempre. Lo normal es que tus hijos hayan probado drogas, al menos una vez en la vida, y que se hayan pegado un buen viaje fumando vaya a saber Dios qué cosa, que lo mejor que les puede suceder como padres es que hayan probado marihuana, en vez de heroína, éxtasis, cocaína, LSD, ayahuasca o peyotl.

Exceptuando la Ayahuasca y el peyotl (porque algunas persona las prueban con motivos espirituales, aunque no me refiero a esos casos sino a una simple intoxicación superficial ignorando completamente cuáles son todos los riesgos a los que se exponen); hay algunas drogas de las que no se vuelve, y éstas son la gran mayoría.

 

Así que antes de hablar de lo que es normal y de lo que no, pónganse a pensar todas las cosas que la sociedad ha aceptado, cosas que son moneda corriente y no deberían serlo. “Normal” también es que en el sacerdocio hayan problemas con la pedofilia, violaciones de niño, que la misma Iglesia fomente que no se use el preservativo, aumentando los problemas de HIV y otras ETS a nivel mundial. “Normal” es que el fanático religioso sea una persona molesta para el avance de la sociedad, porque no tiene neuronas suficientes como para entender que nadie quiere escucharlo, que a nadie en realidad le importa en qué cree, porque no cree, sino que cree creer, y esto es lo más abominable, repetir como loco, como un disco rayado algo que ni siquiera ellos creen.

 

Ojo, no estoy en contra de la Iglesia Católica. Estoy en contra que se crea que una institución es “Santa”, cuando hay sobradas pruebas de que no lo es. Estoy en contra de las personas que dicen tener la Verdad de todo, cuando en realidad violan niños. Y estoy en contra de personas tan estúpidas que hacen cualquier intento para proteger su religión, sin tomar las riendas en el asunto y levantarse en contra del sistema para exigir que todos esos pedófilos sean encarcelados, como así también todas las personas que los defienden, porque ellos también son criminales y personas peligrosas para la sociedad. Hay sobradas pruebas que ha sido el mismo Papa el que ha estado defendiendo cientos de casos de violaciones de niños; en serio, esto es verdad. Si leen los periódicos e investigan se van a encontrar con más de 100 casos de pedofilia en la Iglesia, donde no se le ha permitido a la policía actuar, ni revelar el nombre de los sacerdotes que son los violadores de esas pobres e indefensas criaturas, alegando que lo hacen para proteger a las víctimas…

 

Entonces, retomando el caso: normal es tener una familia disfuncional. Eso no implica que sea bueno. Normal es que hayan violaciones en el sacerdocio. Lo cual no implica que sea bueno.

 

¡Así que dejen de usar la palabra “NORMAL”, porque sólo tiene que ver con los estudios estadísticos, nada tiene que ver con la moral!

 

Y para las personas que digan que la homosexualidad no es normal ni natural, les presento un artículo que explica por qué la homosexualidad en los animales es algo de lo más natural, según investigaciones científicas.

El artículo lo encontré en Wikipedia, pero si buscan en buscadores científicos se van a encontrar otros links muy esclarecedores acerca del tema:

 

 

El bonobo posee la mayor tasa de comportamiento homosexual entre los animales, siendo una especie completamente bisexual.

La homosexualidad en animales

La homosexualidad y la bisexualidad son relativamente comunes en el reino animal. La motivación para y las implicaciones de su comportamiento no son comprendidas en su totalidad. El comportamiento sexual de los animales toma muchas formas distintas, incluso dentro de la misma especie. Un estudio del investigador Bruce Bagemihl muestra que comportamiento homosexual, no necesariamente sexo, ha sido observado en casi 1500 especies, desde primates hasta parásitos intestinales, y está bien documentado para unas 500 especies.

La homosexualidad animal es considerada controvertida, porque se afirma que tiene implicaciones en el debate que rodea a la homosexualidad humana. Oponentes de este concepto afirman que el comportamiento animal no tiene implicaciones para lo que ellos ven como un asunto moral.

 

Aplicación del término «homosexual» a animales

El término «homosexual» fue creado en Prusia, en la década de 1870 para describir la atracción y el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo. Su empleo en estudios de animales es controvertido por dos razones principales: la sexualidad animal y sus motivaciones han sido y siguen siendo poco conocidas y la palabra tiene fuertes implicaciones culturales en la sociedad occidental que son irrelevantes para otras especies.
Las preferencias y motivaciones de los animales siempre son inferidas a partir de su comportamiento, por lo que el comportamiento homosexual ha recibido una serie de nombres distintos a lo largo de los años. El uso correcto de «homosexual» es un animal que «exhibe comportamiento homosexual», que es el empleado por las investigaciones modernas. Así, se emplea el término «homosexualidad» para definir cualquier comportamiento sexual entre animales del mismo sexo, tal como copulación, estimulación genital, juegos de apareamiento y exhibiciones.

 

Estudios sobre el comportamiento homosexual en animales

La presencia de comportamientos homosexuales no fue observado oficialmente a gran escala hasta tiempos recientes, posiblemente debido a los prejuicios del observador causados por las actitudes sociales hacia la homosexualidad. El comportamiento parece estar extendido entre los pájaros sociales y los mamíferos, particularmente en los marinos y los primates.

No existen especies para las que no se haya encontrado comportamientos homosexuales, con excepción de las especies que nunca tienen sexo, como los erizos marinos y los áfidos. Además, una parte del reino animal es hermafrodita, realmente bisexual. Para ellos, la homosexualidad no es un problema.
Algunos investigadores creen que su origen en organizaciones sociales de dominación masculinas, similares a los rasgos de dominación visibles en la sexualidad de las prisiones. Otros, particularmente Joan Roughgarden, Bruce Bagemihl y Paul Vasey, creen que la función social del sexo (tanto hetero como homosexual) no está necesariamente conectada a la dominación, sino que sirve para reforzar las alianzas y lazos sociales dentro del grupo. Otros dudan de la teoría de la organización social, indicando que los pingüinos gays, que se unen en pareja de por vida, rechazan copular con hembras cuando se les da la oportunidad.Mientras que informes sobre comportamientos sexuales de este tipo todavía son anecdóticos, una cantidad creciente de trabajo científico confirma que la homosexualidad permanente ocurre no sólo en especies que forman parejas permanentes, sino que también en animales no monógamas como las ovejas.

Un estudio sobre las ovejas citado más abajo dice lo siguiente:

Aproximadamente el 8% de los carneros muestran preferencias sexuales [incluso cuando pueden elegir] por parejas masculinas, al contrario que la mayoría de los carneros que prefieren hembras. Identificamos un grupo de células dentro del área preóptica media/anterior del hipotálamo de ovejas adultas de una edad determinada que era significativamente más grande en carneros adultos que en ovejas…
Charles E. Roselli

 

Algunas especies y grupos

Bisonte americano

El bisonte americano es un mamífero bovino que muestra comportamiento homosexual a menudo. El cortejo, la monta y la penetración anal completa entre machos ha sido observada en el bisonte americano. El festival de Okipa de los mandan concluye con una representación de este comportamiento para «asegurar la vuelta del búfalo la próxima estación». También es común la monta de una hembra por otra.

Los lakota se refieren a ellos como pte winkte (pte significa bisonte y winkte designa a los dos espíritus), haciendo un claro paralelismo entre los animales y las personas transgénero.

 

Bonobo y otros simios

El bonobo, que tiene una sociedad matriarcal, inusual entre los simios, es una especie completamente bisexual; tanto los machos como las hembras realizan actos tanto hetero como homosexuales, siendo particularmente notable el lesbianismo. Aproximadamente el 60% de la actividad sexual de la especie es entre dos o más hembras.

Aunque el sistema de creación de lazos afectivos homosexuales de los bonobos representa la mayor proporción de homosexualidad conocida para cualquier especie, la homosexualidad ha sido observada en todos los grandes simios, incluyendo a los humanos, además de otras especies de primates.

 

Delfín mular

Los machos del delfín mular han sido observados trabajando en parejas o grupos mayores para seguir y/o restringir el movimiento de las hembras, a veces hasta durante semanas, esperando a que la hembra sea sexualmente receptiva. Los mismos grupos (o parejas) han sido observados realizando ardientes juegos sexuales entre ellos.

Janet Mann, profesora de biología y fisiología de la universidad de Georgetown, afirma que el fuerte comportamiento personal entre las crías de delfín permite la creación de fuertes lazos afectivos que benefician a la especie en un contexto evolutivo.15 Cita estudios que muestran que estos delfines son posteriormente, como adultos, bisexuales y que estos machos trabajan juntos para protegerse y para buscar hembras con las que reproducirse.

 

Elefante

Tanto del elefante africano como del asiático son conocidos lazos afectivos y copulas homosexuales. Estos encuentros se asocian a menudo con actos afectivos, como besos, entrelazar las trompas y colocación de la trompa en la boca del otro. Los encuentros son análogos a los heterosexuales, con uno de los machos colocando su trompa a lo largo de la espalda del otro y empujando hacia adelante, para indicar su intención de montarlo. Al contrario que las relaciones heterosexuales, que siempre son de naturaleza efímera, estos machos forman «grupos de compañeros», que consisten en un macho de más edad y uno o dos más jóvenes. Relaciones homosexuales son comunes y frecuentes en ambos sexos, así, los elefantes asiáticos en cautividad realizan un 45% de sus relaciones sexuales con individuos de su mismo sexo.

 

Hiena manchada

La hiena manchada (Crocuta crocuta) es un mamífero carnívoro, moderadamente grande que viven en África.

La hembra de la hiena manchada tiene un sistema urinario genital único, muy similar al pene del macho. La estructura familiar es matriarcal y relaciones de dominación con un fuerte componente sexual se pueden observar a menudo.
Los primeros naturalistas pensaban que las hienas eran hermafroditas u homosexuales, principalmente debido a que el sistema urogenital de la hembra se parece más a un pene que a una vagina. Según escritos antiguos, como la Metamorfósis de Ovidio, la hiena cambiaba continuamente su sexo y su naturaleza de macho y hembra y viceversa. En el Paedagogus, Clemente de Alejandría indica que la hiena, junto con el conejo, estaba «obsesionada por el acto sexual». Muchos europeos asociaban a la hiena con la deformidad sexual, la prostitución, el confortamiento desviado e incluso la brujería.
Investigaciones recientes muestran que «al contrario que otros mamíferos hembra, las hienas hembra son de apariencia masculina, mayores que los machos y significativamente más agresivas», han sido «masculinizadas sin ser “desfeminizadas”». Estos genitales únicos y el comportamiento agresivo de la hiena hembra ha llevado a pensar que hembras agresivas compiten mejor por los recursos, incluyendo comida y parejas. Estudios han demostrado que «niveles elevados de testosterona en el útero» contribuyen a una mayor agresividad. Tanto machos como hembras, pertenecientes a los más agresivos, montan a miembros del mismo sexo, que a su vez posiblemente actúan de forma más sumisa debido a niveles más bajos de testosterona de sus madres.

Jirafa

Jirafas macho forcejeando con el cuello.
Los investigadores han tratado la homosexualidad en animales como un tema tabú, quizás por una confusión inocente o por miedo a «ser ridiculizado por sus colegas». Un caso en el que se ha pasado por alto este comportamiento es descrito por Petter Bockman para las jirafas, donde 9 de 10 emparejamientos ocurre entre machos.
Cada macho que olía a una hembra era anotado como sexo, mientras que relaciones anales con orgasmo entre machos simplemente «giraba en torno» a la dominación.

 

Lagartijas

Las hembras de lagartijas de la familia Teiidae que tienen la habilidad de reproducirse por partenogénesis y, como tal, los machos son relativamente escasos y la reproducción sexual no estándar. Las hembras realizan actividades sexuales para estimular la ovulación, con el comportamiento siguiendo ciclos hormonales; las hembras que pasan por un ciclo de bajo nivel de estrógeno adoptan roles sexuales «masculinos», los que poseen momentáneamente niveles de estrógeno altos asumen el papel sexual «femenino». Las lagartijas que realizan los rituales de cortejo tienen una mayor fertilidad que los que son mantenidos en aislamiento, debido a un incremento de las hormonas provocado por los comportamientos sexuales.

Así, a pesar de que las poblaciones de lagartijas asexuales no tienen machos, los estímulos sexuales siguen aumentando el éxito reproductivo. Desde un punto de vista evolutivo, estas hembras pasan el 100% de su código genético a sus crías (en lugar del 50% en el caso de la reproducción sexual).

Algunas especies de gecos también se reproducen por partenogénesis.

 

León

Tanto los leones machos como hembras han sido observados en acciones homosexuales.22 23 Leones macho se unen en pareja por algunos días e inician actividades homosexuales, acariciándose y frotándose el hocico, llegando a montarse e iniciando movimientos de cadera. Un 8% de los acoplamientos observados son con otros machos. Las parejas de hembras han sido observadas en cautividad, pero no en la naturaleza.

 

Libélula

Pareja de Sympetrum striolatum.

La homosexualidad masculina ha sido inferida en diversas especies de libélulas y caballitos del diablo (orden de las odonatas). Las pinzas copuladoras del macho dañan de una forma característica la cabeza de las hembras durante el sexo. Un estudio de 11 especies de libélulas reveló que ese tipo de daños durante la cópula se encuentra en el 20 al 80% de los machos, indicando una proporción relativamente alta de copulación entre machos.

Macaco japonés

Las relaciones homosexuales son frecuentes en el macaco japonés, aunque los niveles cambian entre grupos. Las hembras forman «parejas de consortes» caracterizadas por actividades sociales y sexuales afectivas. En algunos grupos hasta un cuarto de las hembras forman lazos de ese tipo, que duran entre unos pocos días y algunas semanas. A menudo surgen de este tipo de emparejamiento fuerte amistades que duran largo tiempo. Los machos también tienen relaciones homosexuales, típicamente con múltiples parejas de la misma edad. Actividades afectivas y lúdicas están asociadas a estas relaciones.

Oveja

Un estudio de Dr. Charles E. Roselli y sus colaboradores de octubre de 2003, de la Oregon Health and Science University, afirma que la homosexualidad en los carneros (un 8% de la población) está asociada con una región del cerebro de los carneros que los autores llaman ovine Sexually Dimorphic Nucleus (oSDN; núcleo ovino sexualmente dimórfico), que es dos veces menor en la correspondiente región de los carneros heterosexuales.

 

Carnero de Ouessant.

Los científicos encontraron que «el oSDN en carneros que preferían hembras era significativamente mayor y contenía más neuronas que en las ovejas y en los carneros que preferían machos. Además el oSDN de los carneros que preferían a hembras expresaban un mayor nivel de aromatasa, una sustancia que convierte la testosterona en estradiol, de forma que la hormona andrógeno facilita el comportamiento sexual masculino típico. No había diferencia de la expresión de la aromatasa entre las ovejas y los carneros que preferían machos.»
«El denso núcleo de neuronas que forman el oSDN expresan el citocromo P450 aromatasa. Los niveles de ARN mensajero aromatasa en el oSDN eran significativamente mayores en los carneros interesados por hembras que en ovejas, mientras que carneros interesados en machos tenían niveles intermedios de expresión». Estos resultados sugieren que «[…] variaciones naturales en las preferencias de pareja sexual pueden estar relacionadas con diferencias en la anatomía cerebral y su capacidad de sintetizar estrógeno».

 

Aves

El cisne negro, Cygnus atratus, es un ave acuática que se reproduce principalmente en las sudorientales y sudoccidentales de Australia.

Se estima que un cuarto de las parejas de cisnes negros son homosexuales y que roban huevos o forman tríos temporales con hembras para conseguir huevos, expulsando a la hembra después de la puesta. Un mayor número de cisnes crecidos en estas circunstancias sobreviven hasta adultos que en el caso de parejas heterosexuales, debido a que dos machos tienen mayor posibilidad de defender un área mayor de terreno.

A principios de febrero de 2004, el New York Times informó sobre un par de pingüinos barbijos machos del zoo de Central Park de Nueva York que habían formado pareja e incluso habían conseguido criar con éxito a un polluelo hembra a partir de un huevo. Se ha informado de que pingüinos de Nueva York también forman parejas homosexuales.
Zoos en Japón y Alemania también han documentado parejas de pingüinos macho.12 Las parejas han construido nidos juntas y emplean una piedra para sustituir al huevo en el nido. Investigadores de la universidad de Rikkyo en Tokio encontraron 20 parejas gays en los 16 grandes acuarios y zoos de Japón. El zoo de Bremerhaven, en Alemania, intentó separar las parejas gays importando hembras desde Suecia y separando físicamente a las parejas. No tuvieron éxito. El director del zoo comentó que la relación entre las parejas gays era demasiado fuerte.

Estudios han mostrado que un 80 a 85 % de algunas poblaciones timbalicas de gaviotas occidentales son lésbicas.

Chinches

Las relaciones sexuales de las chinches de las camas (Cimex lectularius) macho son en un 50 % homosexuales, en un 30 % se efectúan con hembras y por último el 20% se producen con animales extraños. Las chinches macho tienen un pene en forma de sable perforador que penetra en la cópula cualquier parte del organismo receptor; el esperma sobrevive y se dirige después hacia los ovarios si la chinche es hembra o hacia los canales deferentes si la chinche es macho, lo hace a través del sistema circulatorio. Cuando un macho es penetrado por otro, el esperma sobrevive en el cuerpo del macho receptor y corre hacia los canales deferentes y se mezcla con los espermatozoides autóctonos, de modo que cuando el macho receptor penetra, a su vez le inyecta tanto sus propios espermatozoides como los del macho con el que haya mantenido relaciones homosexuales
FUENTE: Homosexualidad en animales – Wikipedia, la enciclopedia libre.

 

Más entradas de:
Gay | LGBTPedofilia | Reblog | Sexo | Twitter

Vótame en Klout:
Argentina | Latinos | LGBT | Literatura | Música | Youtube

 

Enhanced by Zemanta

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

3 responses to “Los prejuicios relacionados con la homosexualidad

  • otávio

    hola soy brasileno my espnol no muy bueno pero tengo q decir cosas

    1) una senora no pude decir q queira ?
    2) de moral entendiem los filosofs y los teologos ! Nos los grupos lgbt(q ademas no tienem moral ninguna puaes han dito querer destruir las iglesias ESto es moral para ud ?),los biologos os sociologos…..
    3) una ideologia de genero parecem preecnher atualmente toda pesquisa cientifica EXCEPTO las psicologia q continua provando q ninos de apdres homosexuales van peaor en la escola y en la vida que ninos de padres heteros……

    • richmza

      Para empezar: Moral y teología son dos cosas distintas. La “Moral” tiene que ver más que nada con las costumbres de la sociedad, no con la concepción religiosa que se tiene de lo que es moral y lo que no, siempre hablando de religión. La Moral se define como: “conjunto de reglas o normas por las que se rige la conducta de un ser humano en concordancia con la sociedad y consigo mismo”.

      Si una ley aprueba el matrimonio LGBT, o la adopción por parte del sector LGBT, eso puede ser moral, porque está en concordancia con las conductas normales definidas en el sistema legal de ese país, porque la MORAL va cambiando con el correr del tiempo, en cambio las religiones generalmente son más duras en su formación teológica. Por eso algunas cosas son morales, pero desde el punto de vista Católico pueden no serlo, porque La Biblia nunca cambia. Aunque algunas cosas se flexibilizan por diferentes formas de analizar algunos problemas, por ejemplo, cuando un Papa publica una Encíclica modifica la visión que se tiene sobre determinado tema. Eso no cambia a la religión cristiana en su totalidad, sólo a cómo ve el catolicismo determinado análisis moral. Pero eso no es MORAL, es RELIGIÓN. Es teología.

      Por eso me parece que estás confundiendo los conceptos o tenés ya una postura evidentemente religiosa. Yo fui dos años a un curso de formación teológica para laicos, no es que sea un experto pero conozco la diferencia entre lo que la filosofía dice que es la moral y lo que la religión habla acerca del tema.

      DESTRUIR LAS IGLESIAS?!?!? Quién quiere destruir la Iglesia? Al menos yo no. Lo que sí me gustaría sería destruir a espadazos los prejuicios de la gente, que son formados a veces por la crueldad de la Iglesia, otras veces por estupidez e ignorancia. Esos prejuicios van matando lentamente la religión, no te das cuenta? Sería bueno que los eliminaran y así salvaran la religión que tanto aman, porque ninguna religión es verdadera cuando empieza a enseñar el odio y la discriminación.

      No te parece?

    • richmza

      CREO QUE ALGO te entendí! sobre todo los dos primeros puntos, el tercero no lo entendí tanto. De todas maneras, más allá de todas las diferencias que podamos tener con respecto a estos temas te agradezco mucho que te tomes tu tiempo en responderme, aunque sea en tu idioma original.

      El portugués y el español son bastante similares, así que más o menos creo haberte entendido. Espero que vos me entiendas porque no sé hablar portugués.

      ¡Muchas gracias por comentar, te espero en el futuro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: