5 consejos acerca de cómo reaccionar al borde de la muerte

Esta entrada está llena de reflexiones acerca de la Muerte, con toda la intención de entretener y hasta quizás ayudar (quién sabe), quizás si una persona se encuentra al borde de la muerte y leyó esto, al menos le da un último momento de calma y tranquilidad antes que suceda lo inevitable. Y miramos a ese ángel silencioso con una sonrisa en nuestra cara.

 

Espero que la muerte no se vea así porque sería horrible:

 

En fin… roguemos que no.

 

Lo que deberías hacer para reaccionar adecuadamente en una situación problemática que pueda llevarte al borde de la muerte se podría resumir en sólo cinco pasos: No entrar en pánico, rezar (para los creyentes), buscar una alternativa para solucionar nuestro problema, huir o correr gritando ayuda, o asumir la muerte.

A continuación desarrollaremos punto por punto, de una manera lúdica, pero aguanten hasta el final y no se mueran de la risa.

 

  1. No entrar en pánico. Creo que es la más importante, inclusive que pedir la ayuda de Dios porque de nada nos vale ser creyentes si a la hora de la verdad entramos en pánico y nos bloqueamos. El miedo paraliza, y ni siquiera podemos pedir perdón por nuestros pecados si somos creyentes, así que lo mejor sería intentar tranquilizarse, si la situación amerita, y respirar calmadamente, contar hasta diez mientras intentamos mantener la mente despejada de todo miedo, para actuar con sabiduría interior. Esto nos vuelve más eficientes, menos dependientes del mundo exterior. Probablemente si la situación requiere que accionemos de una manera extremadamente rápida (peligro de explosión, porque nos están a punto de atropellar, porque estamos al lado de un animal peligroso) esto debería suceder en cuestiones de segundo, tranquilizarnos en un infinitesimal de tiempo, para saltear al paso número 2 o al punto 5.
  2. Rezar, si eres creyente. Si eres ateo o agnóstico deberías saltar rápidamente al paso tres, cuatro o cinco, de ser posibles. Si estás absolutamente convencido que Dios existe, y por algún motivo te encuentras inmovilizado (como me sucedió a mí en un episodio donde me estaba electrocutando y otra vez cuando casi me ahogo en la acequia de afuera de casa) lo mejor que puedes hacer es tranquilizarte y verbalizar (aunque sea mentalmente) algo como “Dios, por favor, ayúdame”. Si hemos leído La Biblia sabremos que Dios está siempre allí, en lo superficial, en lo profundo, en la luz, en las sombras, donde sea y podrá escucharnos cualquier cosa que sea que nos esté pasando. Inclusive este punto es muy bueno, a pesar de que seas un cabrón de tamaño cósmico, ya que si Dios no te ayuda y es éste tu día de muerte, al menos va a perdonarte. Y si nos vamos a morir, al menos que sea de una forma digna, no nos vayamos al ataúd como niños chicos e inmaduros. ¡Cojones, joder!
  3. Buscar una alternativa de escape. Nos tranquilizamos, le rezamos a Dios, invocamos desde el ángel de la guarda hasta el último de los santos. ¡Pero la situación no se modifica! Seguramente quieres llorar, pero si te tiras al piso a llorar a estas alturas terminarás tres veces muerto/a. Quizás sintamos que no podamos hacer nada, y probablemente estemos en lo cierto (en ese caso vayan al punto 4 ó 5, según corresponda), pero si no buscamos una alternativa para huir de nuestro pequeño y letal problemita, este es el fin. No importa si te estás electrocutando y todo tu cuerpo se paralizó, se te están quemando las manos, tus músculos están rígidos, tu lengua seca, y tenés los ojos en blanco: si no luchás contra la corriente dudo que ésta quiera soltarte (personifiquémosla así queda como más maléfica), aunque sea que te dé un buen patadón y te estampe contra una pared o una puerta. No importa que hayas mirado hacia arriba y veas a tres metros un mueble gigante que va a aplastar tu cabeza en el acto, si no intentás convertirte en un sayayin y teletransportarte, o saltar a velocidades inverosímiles, el milagro nunca sucederá. Recordemos las cosas súper mega hiper giga locas que les suceden a las personas en situaciones de pánico. Por ahí sos psíquico y el objeto amenazador se rompe en pedazos, o arrastrándote hasta la puerta en una habitación llena de gas antes de morir asfixiado JUSTO se abre la puerta por arte de magia, y una mano desconocida te salva, pero los 3 cms extra que hiciste decidieron la brecha fina entre la vida y la muerte. Quizás tu conciencia gritó “¡NO!”, y éste grito heroico, atávico despertó el poder oculto de todo un linaje de bravos bárbaros pertenecientes al sector más recóndito de tus ancestros, y despertó en ti todo el poder de La Fuerza, evitando así tu muerte. Seguramente todo esto no sucederá, la mayoría somos simples mortales, así que de no ver algo paranormal, rápidamente salta al punto 4 ó 5. Sino bajá los brazos y muere. De todas maneras jamás vas a huir totalmente de la muerte. Dónde, cómo y cuándo morir en este caso es tu elección. Depende si tenés personas que te esperen y de las ganas de vivir que tengas.
  4. Gritar (o correr) pidiendo ayuda. A ver, gente, esto es una cuestión de coherencia. Por ejemplo: “Veo una explosión nuclear gigantesca a pocos kilómetros y no quiero morirme”, intento el punto 1, pero entro en pánico. Intento el punto 2, le pido a Dios por favor que se manifieste una armadura dorada, como la de Los Caballeros del Zodíaco, y que cubra mi cuerpo, por favor, por favor Diosito, porque si soy de Acuario puedo hacer “La Aurora Boreal” o intentar la gran técnica de “Ejecución Aurora” de Camus para congelar literalmente la reacción en cadena de la explosión nuclear.

    Probablemente Dios nos negará tal demostración (exageradamente freak) de poder, sobre todo porque por ahí no nos detuvimos a pensar en la Termodinámica y si lográramos el Cero Absoluto en vez de congelarnos reduciríamos todo el volumen a cero e igual nos moriríamos, como todo los demás, por lo tanto rezar fue infructífero (e inevitable).

    ¿Y qué hacer a continuación? Buscamos una alternativa de escape, nos escondemos detrás de una casa grande, pero en el fondo sabemos que el hongo nuclear (que probablemente ya nos está bronceando y abriendo llagas en la piel) seguramente nos alcanzará, al menos que elijamos el punto 4 y corramos más rápidos que Cheeetara, de los Thundercats (pero del remake del 2011). En este punto gritar “Ayuda” sólo nos hará ver patéticos mientras el espectáculo nuclear nos vuelve en cenizas y dispersa nuestros restos radioactivamente carbonizados a millas y millas de distancia. Si éste es tu caso, y pedir ayuda, correr o gritar es totalmente inútil… deberías leer el punto 5.

  5. Asumir lo inevitable. Este es el fin. No eres especial. Te das cuenta de tu patética, pequeña, inútil, débil condición de ser humano. Ves que en realidad te creías fuerte, pero eras más débil que una cajita de cristal. No importa si eres ateo o agnóstico, ya es muy tarde. Si te portaste como un terrible HDP llora, pero que sea real, si eres creyente hiperventila, imagina el infierno, prepárate para lo que te espera. Te vas a morir y tu maldad se detendrá. Es tarde, tarde. Si eres una persona buena, tranquila, sonríe, viviste bien, ayudaste a la gente, amaste, nunca le negaste una noche de placer a alguien (no, esperen, eso es pecado), tampoco te drogaste, fumaste, hiciste grandes obras de beneficencia, viviste para el prójimo, hiciste voto de pobreza, castidad, obediencia, humildad, verdad y vaya a saber cuáles otros existen. Los hiciste todos. Si ese es tu caso, más te vale que creas en el Cielo firmemente porque sino te digo, al menos deberías creer en la reencarnación para vivir todo lo que dejaste pendiente. Y si eres ateo o agnóstico sufre, sufre terriblemente, este es el fin, mwehehehe, es tarde, sufrirás, ni siquiera un sueño, todo lo que hiciste caerá a la nada. Si te caes muerto y mueres ahora tu cadáver será eso, sólo moléculas sin valor, sabes que tu alma no existe, muere, muere, muere!!! MWAHAHAHAHAHAHAHA!!! Si eres hinduista tranquilo, todo es una cuestión kármica. Pero no importa cuál sea tu religión, o lo nervioso que puedas estar: Asume tu condición. Probablemente nadie vendrá a ayudarte, tus seres queridos encontrarán el cadáver, una patética sombra de lo que alguna vez fuiste. Ya todas las instancias para escapar a la Dama de Negro son imposibles.
    Se viene el misterio,
    está cerca,
    cierra los ojos,
    que el cambio de fase sea tranquilo
    y respira por última vez.

    Piensa que todo
    va a pasar rápido

    y que
    todo va a estar

    bien.

 

(la pantalla se desvanece en blanco y aparecen letras doradas que dicen…)

FIN.

 

 

 

 

(CC) ESTO TE VA A GUSTAR

Más entradas en:
Inicio | Ciencia | Noticias | Reblog | Religión | WTF

Vótame en Klout:
Argentina | Latinos | LGBT | Literatura | Música | Youtube.

 

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

7 responses to “5 consejos acerca de cómo reaccionar al borde de la muerte

  • Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Esta entrada está llena de reflexiones acerca de la Muerte, con toda la intención de entretener y hasta quizás ayudar (quién sabe), quizás si una persona se encuentra al borde de la muerte y leyó esto, al menos le da un……

  • La Venganza del Señor Equis

    voy a empezar a poner en practica tus recomendaciones, gracias

    • richmza

      Muchas gracias!!! JAJAJAJA!!! Espero que no tengas que hacerlo en ningún momento!!! Sobre todo por lo de la explosión nuclear!!!

      DEBE SER HORRIBLEEEEEEEEEE!!!!!!!! Pero bueno, mirá los terremotos de Chile, Haití, los tsunamis de Japón, las erupciones en Groenlandia, y todo lo que seguramente se viene por los cambios climáticos globales!

  • susana szyfron

    IMPRESIONANTE…CONMOVEDOR……SEGUIRÉ LOS CONSEJOSW… JAJAJJAJAJAJA….

    • richmza

      muchas gracias!!!! espero que te sirvan los consejos por si alguna vez estás a punto de estallar en mil pedazos o por si levantás la mirada y viene directo hacia a vos un meteorito de dimensiones incalculables!!!! ROGUEMOS QUE NO TE PASE!

      pero si no, acordate de mi y seguí esos 5 consejos para aumentar tus probabilidades de salvarte!!! besos! gracias por comentar!

  • ALGUIEN

    Hey estas hallando mal de los ateos
    si la muerte viene por nosotros que nos lleve…
    despues de todo “nacemos, crecemos, cojemos y morimos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: