#WTF! Un asesino se enamora de su víctima y finge su asesinato con ketchup

Esta noticia me la comentó mi amiga Eliana, una de mis tantas informadoras de noticias WTF. Simplemente estábamos tomando cervezas y comiendo maní, hablando del satélite UARS, de mi vida laboral, justo antes de predisponernos a jugar “Carrera de Mente” cuando ella me dijo: “¿Te enteraste de ese asesino que se enamoró de su víctima y en vez de matarla, fingió el asesinato con ketchup?”. No dudé de ella, pero una parte de mí todavía estaba atónita y se había resistido a creer que esto fuera verdad.

En primer lugar, yo ni loco estaría en pareja con una persona que ha tenido cargos por homicidio. Pero bueno, el amor es ciego, tonto, sádico, y en este caso: asesino. ¡Alabada sea la diversidad sino pobre asesino, estaría #ForeverAlone hasta el fin de los tiempos!

 

 

La historia es así. Una mujer despechada mandó a matar a la amante de su esposo. El nombre de la vengativa esposa es  María Nilza Simoes, pero después de mandar a matar a su rival erótica, se encontró besándose en la feria del pueblo a la supuesta amante de su marido con el asesino que había contratado para matarla. #EpicFail!

Como todavía no se le rajaba la cara de lo hija de puta que fue con su marido (matarle el amante está muy mal), denunció al asesino que había contratado como si le hubiera robado 1.000 dólares, dándole datos a la policía sobre su paradero.

El asesino a sueldo se llama Carlos Roberto de Jesús, expresidiario, que declaró a la policía que había aceptado el dinero porque estaba enfrentando un período de necesidad económica, ya que está desempleado.

Cuando el asesino descubrió que la persona que debía matar era “Lupita”, una conocida suya, decidió no matarla. Y para fingir su muerte le vendó la boca, la cubrió de ketchup, simuló clavarle un arma blanca entre el brazo y el pecho, y después de fotografiarla, envió una foto a la mujer que lo había contratado.

 

¿Y cómo terminó todo esto? A pesar de que la conducta de los tres es penada por la ley (Maria Nilza por contratar un asesino, Carlos Roberto por extorsión y “Lupita” por encubrimiento) quedaron en libertad porque el crimen no llegó a consumarse. Parece una historia de película, con un final feliz, y una trama bastante bizarra y rebuscada.

La verdad que si le ponía un poco más de onda a la edición de la foto, María Nilza jamás hubiera sospechado de la finalización del trabajo. ¡Ah, estos asesinos que se enamoran de sus víctimas y se convierten en buenas personas!

 

vía Un asesino a sueldo brasileño se enamora de su víctima y finge su asesinato con ketchup » The Clinic Online.

 

(CC) ESTO TE VA A GUSTAR

Más entradas en:
Inicio | Asesinos | InsólitoNoticias | Top Trends | WTF

Vótame en Klout:
Argentina | Latinos | LGBT | Literatura | Música | Youtube.

 

Enhanced by Zemanta

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: