Cómo pasar un Año Nuevo solo y no morir en el intento

 

Quizás todos tengamos nuestros problemas familiares, nuestros rollos personales, pero lo más probable es encontrarse con personas que pasan las fiestas en familia, otros pocos se juntan con sus amigos, con su pareja. O vaya a saber Dios qué corno hacen.

Iba a escribir una entrada de Feliz Año Nuevo, pero pensé en dejarla para mañana, primero de enero, porque no creo que haya mucha gente esperando ansiosa una entrada en un blog. Seguramente todos estarán cómodos en sus casas intentando disfrutar con sus familias.

Pero no todos la pasamos así.

 

Tampoco es tan malo pasar las fiestas solo. Para las Navidades pasadas fue un discurrir vertiginoso de emociones que decantó rápidamente a una juntada entre amigos. Excusa perfecta para salir del paso de la molesta juntada familiar. Con el agravante que ahora lo entiendo como algo impuesto por nuestra cultura, ni siquiera Jesús nació un 24 de diciembre porque si leemos las escrituras entenderemos rápidamente que nació entre abril y junio, por los indicios de los evangelios, ya que el lugar y la época del año en la que estaban no posibilitaba las condiciones de las que habla La Biblia. Pero rollo religioso aparte, las Navidades para mí no son tan importantes como Año Nuevo, un día en el que hacés todos los balances posibles, lamentablemente aparece una grilla invisible delante de tus ojos, donde pareciera que se contesta todo automáticamente a medida que se van acercando los días.

Yo odio hacer balances, pero indefectiblemente lo hice, sujeto a la vorágine cosmoenergética de la vida occidental, en la que estamos tan acostumbrados a medir todo, tratar de encontrar fórmulas perfectas para el éxito, la fama, el dinero, el sexo, el egoísmo, la solidaridad.

Evalué mi trabajo, mi situación afectiva, mis amigos, sobre todo mis amigos. Este año fue un año lleno de altibajos emocionales, “me recibí”, o sea, rendí la última materia de mi carrera y eso fue el día después de mi cumpleaños, así que esa semana estuvo cargadísima de emociones. Esto sucedió entre el 14 y el 15 de diciembre, y esos días, inevitablemente, también me sirvieron para darme cuenta quiénes estaban interesados en mí, a quiénes realmente les importaba si aprobaba y me recibía y diferenciarlos de a los que realmente no les molestaba mucho si mi cuerpo explotaba en mil pedazos y no había cadáver que enterrar.

Una de las personas que yo creí que estaba dentro de mi círculo de amigos obvió saludarme para mi cumpleaños y para el día de rendir la última materia. En un principio lo dejé pasar porque creí que se le había pasado. Aunque después, teniendo en cuenta que le había dicho un montón de veces la fecha en la que me recibía y que gente que ni siquiera eran amigos míos me habían saludado… me dio un poco que pensar. Lentamente se fueron abriendo los velos de ese autoexterminio que le llamamos “negación” y aparecieron nuevos interrogantes. Pero más allá de esas nuevas dudas que cayeron la mayoría sobre mi círculo de amigos, entendí que era una fecha importantísima, irrepetible, pero una fecha más.

 

Al niño inmaduro (que todos llevamos dentro) no le va a importar más que no me saluden para un cumpleaños, graduarme no me voy a volver a graduar nunca, y a pesar que algunas personas me defraudaron en buena hora me marcaron que yo no les interesaba.

Así que si hago un balance le tengo que pedir al 2012 pocas cosas, que me siga marcando quiénes se merecen mi compañía y quiénes son los que me son hipócritas. Quienes ríen por compromiso o me utilizan para sentirse menos solos. Yo prefiero las amistades intensas, las emociones verdaderas, los valores.

Por ahí nos olvidamos de todo esto, y festejamos por inercia, festejamos por festejar, encontramos razones estúpidas de las que agarrarnos cuando mejor sería largarnos en la cama a llorar. Y madurar un poco.

 

Yo no quiero una vida llena de mentiras.

No quiero personas falsas. Para eso prefiero no gastar mi tiempo en mentiras y dedicarme a cosas que son realmente importantes: el trabajo, el estudio, el amor.

Por cada persona que te traiciona, cuando se va te deja la agenda más desocupada para abrirte y darle el amor a otra persona en tu vida. Si no estás dispuesto a cerrarte, claro.

 

Y mucho de esto se junta dentro de mis deseos para el 2012. Superar el amor perdido, dejar de repetir siempre el mismo nombre, no llorar más por esa persona que no va a volver, entender que me dejaron, que ese amor que una vez creí que era el amor de mi vida sólo sirvió para sufrir; quiero pedir amistades verdaderas, que las que tengo se afiancen más, y superar todos los problemas familiares. No quiero reconstruir mi familia porque la verdad de mi historia hace que algunos vínculos quizás se rompan para siempre.

Pero sólo le pido al 2012 que me deje sacarme la matrícula a tiempo, conseguir un buen trabajo y que aunque tenga que viajar muy lejos en mi futuro trabajo, que se me abran todas las puertas del éxito, aunque el éxito más grande de mi vida siempre lo llevé por dentro, en el corazón, en esa magia que tengo para ponerle energía a las palabras, en mi blog de poemas, en mi diario personal, en esa magia que hace que cuando sonrío le pueda curar los males al mundo.

 

Les deseo a todos paz y prosperidad. Y si están solos y alcanzan a leer esto, levanten la copa y brinden también por mí. O brinden por ustedes. No tiene que ser una experiencia triste o funesta estar solos, porque en esta vida donde vamos recolectando momentos de felicidad no todo es alegría. Venimos solos y desnudos, nos vamos solos y desnudos, y si bien el amor, el cariño y la felicidad es importante para todos la verdad también es que necesitamos mantenerlo todo girando en un centro. Y ese centro somos nosotros. No se olviden nunca que muchas cosas son culturales, y si pueden disfrutar de la magia de estos días, mucho mejor. Pero si no tienen con quién festejar tampoco se amarguen demasiado la existencia. Yo en el fondo sé que cierro los ojos y estoy con todas las personas que quiero, todas esas personas tienen una familia, así que ahora me comporto como adulto, esperando que después del brindis me pasen a buscar. No es tan malo.

 

Si leen esto cuéntenme cómo la pasaron para las fiestas.

 

Mis mejores deseos para ustedes.

 

¡Feliz Año Nuevo y que empiecen con el pie derecho!

 

 

Ricardo

Acerca de richmza

Estudiante de ingeniería química. Químico analista, blogger, escritor y webmaster. Ver todas las entradas de richmza

11 responses to “Cómo pasar un Año Nuevo solo y no morir en el intento

  • Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Quizás todos tengamos nuestros problemas familiares, nuestros rollos personales, pero lo más probable es encontrarse con personas que pasan las fiestas en familia, otros pocos se juntan con sus amigos, con su pareja. O v……

  • reikiarjun

    Esta nochevieja la he pasado por primera vez en mi vida en pareja. Y ha sido una de las más tranquilas,casi diría yo que hasta aburrida.

    Alejado de la familia, esas navidades con los hermanos, somos diez, ya han desaparecido por completo y sólo las guardo en el recuerdo.

    Sin noticias de los amigos de toda la vida; aquellas vacaciones que nos daban hasta las tantas, borrachos perdidos, también se fueron.

    Las veladas navideñas en las que me tocó trabajar en plena fiesta, tampoco volverán porque ahora mi trabajo está en casa y soy mi propio jefe.

    Y algún que otro fin de año he pasado solo, sin nadie a quien llamar, ni felicitar, ni decir si estoy bien, regular o con fierbre. Esos, por mi propia salud emocional, espero que aguarden si prisas, porque seguro que cuando menos me lo imagine, acabarán por hacer acto de presencia.

    ¡Feliz 2012!

    • richmza

      Igualmente REIKIpaosfupaosdfupoasiufpoasfARJUN!! Siempre te tengo presente, la verdad que lo mejor que trajo ese grupo patético de cuasiescritores fue contactarme con vos. Me salí del grupo en el que nos conocimos porque se decían escritores y estaban delirando con poemas horribles, no los toleraba, a cada palabra me quería morir de lo malos que eran.

      Doy por sentado que tenés muchas experiencias de vida, y que también me tocará vivir todo eso, hasta ahora sólo he vivido las fiestas solo y en familia. Ojalá que alguna vez la pase con mis amigos y con una pareja estable que me ame.

      Gracias a Dios empecé el año bárbaro, súper feliz, estoy totalmente agradecido a todas las puertas que se me han abierto. Además, a pesar de todo, he mantenido mi centro. Es tan importante eso, y no te lo puede enseñar nadie, ni el mejor psicólogo.

      ¡Muchísima suerte para este 2012 que recién comienza! ¡Se lo aprecia mucho! Un besote.

  • Lucho

    Antes que nada feliz año. Segundo y más alla de la experiencia personal de cada uno, a todos las fiestas nos tratan de distintas maneras. De todas modos lo positivo es que nos enseña, aunque muchas veces a los golpes. Reforcemos lo positivo y brindemos por eso. Un abrazo y feliz comienzo del 2012.

    • richmza

      GRACIAS!!!! La verdad que apenas entró el 2012 me llené de sorpresas!!! Aparecieron personas de la nada, me invitaron a salir, hice de todo, hasta brindé con champagne!!! Muy positivo!!! Y sentía que había cerrado un año super especial, lleno de logros, así que estuve feliz en todo momento.

      La alegría de los demás, el ruido de la pirotecnia, todo me contagió y sólo habían ánimos para risas. A pesar del stress emocional que tenía. Un beso y gracias por tus comentario y tu reflexión! Feliz 2012!

  • Andres

    Espectacular, gracias infinitas! brindis por vos también (mi favorito el penúltimo párrafo)

    • richmza

      A ver, a ver… Vomité todas esas letras en una vorágine desordenada. Estoy leyendo para ver cuál era tu párrafo favorito.

      Ah, sí, el que tiene el enlace a mi otro blog???🙂

      Bueno, muchas gracias por pasar, Andrés, que tengas un excelente inicio de año!!! Que el 2012 esté lleno de logros!!!!

  • Carlos

    Lo que no probé en mi vida es pasarla con una linda y joven mujer en un lujoso apartamento, cenar, ir a la cama muy suavemente, con todo el tiempo del mundo y al día siguiente un buen desayuno…y a ver si lo puedo estirar hasta la tarde.

  • Nicolás

    Este 2014 fue emocionalmente fatal para mí:

    Toda mi vida a girado en torno a mi familia (no soy muy social y creía que con la poca gente que me hablaba era suficiente) y este año me percaté que no todo era “color de rosa” en mi burbuja social.

    Mi hermano mayor, una persona que era sumamente importante en mi vida personal, hizo que este año fuera una de las experiencias más terribles que me han pasado en mis 20 tantos años: depresión y suicidio.

    Sus palabras hacia mi persona, una tarde de este febrero, fueron crudas y humillativas, tristes y perjudiciales, acusatorias y mentirosas… él carece de personalidad y todo este mal comportamiento se lo atribuyo a su “esposa”, cuya presencia nunca fue bien vista en mi familia… ciegamente comprendí que en estos 14 años que él ha estado casado ya no era el mismo, pero cería creer que sí, y con esa charla que me dio me hizo entender que ya había perdió a la persona que tanto admire de chico.

    Me sentí inútil ante todo y temí por un mal que no sentía desde niño: la muerte. Mi trabajo, vida amorosa, pasatiempos, preocupé a mis padres cuando les dije que yo no merecía vivir porque ya no era nada para nadie… mi autoestima está en el suelo.

    Con el pasar de los meses comprendí que debía dejarle atrás y que lastimosamente, así uno no quiera, la gente cambia y uno parece no ser nadie para que ellos puedan cambiar… somo fríos y aunque queramos amor y compañía, parecemos repudiarla porque invade nuestro espacio personal… no entiendo eso.

    A veces sólo quiero estar con mis cosas, pero cuando veo alguien quien creo necesita mi ayuda estoy para con gusto para servirle: quiero ser parte de la solución, útil y que no me traten de viejo porque estoy sobre en mis medianos 20 años… pero parece la gente no quiere ello.

    ¿Debo pensar más como individuo y que los demás sigan su vida?
    Muchas veces sólo me pregunte si realmente necesito de la gente para vivir… sí, pero parecen que ellos a uno no.

    Éxitos este 2015 amigo bloggero.

    • richmza

      Querido, qué triste todo lo que contás. Pero la vida está llena de estas situaciones que nos hieren, que a pesar de ser dolorosas nos hacen crecer y construyen nuestra fortaleza, nuestro carácter. Viste cómo es ese viejo refrán que dice: “Una de cal y otra de arena…”, pues, la vida es así.

      Deseo que el 2015 sea más satisfactorio, y que en caso que no lo sea que tengas la suficiente fortaleza interna y paz para poder disfrutar más tu vida. Muchos éxitos, querido.
      ¡Y a ponerle buena onda!

      Un abrazo,

      Ricardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: