Archivo de la etiqueta: Benedicto XVI

Benedicto XVI: corrupción, materialismo, homofobia y noticias de actualidad.

En estos últimos tiempos de crisis económica cualquier razón puede levantarse como un maremagnum de fuego, insultos y sublevación anticatólica cuando se mezcla dinero, religión y política. Precisamente eso es lo que está sucediendo en España.

 

No creo que se trata de una cuestión anti-católica en sí, sino el problema fundamental es que hay muchas personas en el mundo que no son católicas (pueden ser cristianos, de cualquier otra religión, ateos, agnósticos, monoteístas, politeístas, etc). Es obvio que si a todos los ciudadanos les obligan a aportar económicamente y se ven forzados a darle poder a una institución en la cual no creen que van a haber levantamientos del pueblo, insultos, violencia. Mucha gente opina que la Iglesia Católica no es “La Santa Madre”, y muchos descreen que la labor última de la “Santa” Iglesia Católica actualmente esté asegurando la salvación del alma humana por todos los problemas de pedofilia que está afrontando, además de imposibilitar la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual, acrecentar el odio y la discriminación de las minorías (sector LGBT) y otros problemas que lentamente están llevando a la institución a la ruina.

 

No sólo la gente está susceptible por las barbaridades que se escuchan por parte del clero, como las justificaciones de la pedofilia por parte de la Iglesia, diciendo queLa pedofilia comparada con el aborto no es un pecado tan grave, a modo de justificar los casos de pederastía, y cosas por el estilo.

Creo que lentamente por estas necedades los mismos católicos se están cuestionando qué tipo de institución le están dando más poder, porque visto desde el punto de vista económico la Iglesia Católica (más allá de ser realmente o no el intento de la “Iglesia que pensó Cristo para la Humanidad”) es una empresa multinacional, y una de las más poderosas que existen.

 

Es por esto que muchos europeos están apostatando, para evitar que la Iglesia les meta la mano en el bolsillo.

 

Lo que sí reconozco que hay que reconocerle al Papa actual son las últimas declaraciones con respecto al consumismo, me parece que es importantísimo hacer más hincapié en que las cuestiones religiosas nada tienen que ver con el dinero. Las declaraciones que hablan acerca de los “abusos de la ciencia” no sé si tomarlo como una preocupación real o como un intento de desplazar el poder amenazante que ejerce sobre la sociedad el conocimiento científico. (Recordemos también que en las Revelaciones de San Juan dice que el número de la Bestia puede ser calculado, cosa que a mí siempre me pareció que habla de la Matemática, ya que el 666 es simbólico y -¡oh casualidad!-, la Matemática es la ciencia base, más abstracta, entre las tres ciencias exactas. El seis, además, es un número perfecto para la matemática, mientras que el 7 ese el número perfecto en el simbolismo bíblico, casualidad que le falte la unidad, o sea el 1, para llegar a comprender a Dios a través de la ciencia…)

 

Pero volvamos a sus declaraciones relacionadas con la corrupción y el materialismo.

Escuchar hablar a un Pontífice acerca de que hay que alejarse del materialismo me hace pensar a cómo la Iglesia se levantó, adquirió poder, y logró establecerse como un país totalmente aparte del resto del mundo. Me refiero a la cuantiosa cifra que recibió de los nobles con la excusa de que compraban su entrada al Reino de los Cielos, que parecía una idea del mismo Demonio más que un acto de Dios. Maquiavelo no tenía nada que envidiarles, “El fin justifica los medios”, dijeron en su época, y con el timo de que eso les iba a ayudar a alcanzar la salvación, se sometieron a las consecuencias de la implementación de la bula papal. Precisamente si ustedes analizan la forma de los nombres (ej: Benedicto XVI) se van a dar cuenta que esto es porque la nomenclatura de los nombres tiene estrecha relación con los linajes de la realeza. En La Biblia dice que el Diablo es quien tiene el dominio de todos los países del mundo, haciendo relación a la política, y también habla de la Gran Prostituta, o La Prostituta de Babel, que tiene sexo con todos los reyes del mundo y en cuya frente están escritos todos los pecados del mundo.

 

Recuerdo que cuando era más chico un amigo mío (protestante) me dijo que La Prostituta de Babel, para ellos y para algunos Testigos de Jehová, era la Iglesia Católica Apostólica Romana. En esos tiempos yo sólo era un copiar/pegar de la Iglesia, no me cuestionaba nada, no leía, no me informaba, y tuve una discusión muy enérgica recalcándole que era un maleducado y un irrespetuoso por haberme dicho eso, sabiendo que yo era muy creyente.

Y fanático religioso.

 

De todas maneras, hoy no afirmo que la Iglesia sea la Prostituta de Babel, pero entiendo por qué me lo dijo. Hoy por hoy no sólo es “pedofilia” la palabra que tiene escrita en la frente la Santa Madre. También agresión psicológica, machismo, mentiras, asesinatos, discriminación LGBT y corrupción, por citar algunos. Y esto no lo digo como una gran y agresiva crítica a la institución, sino por algo que es muy lógico: una institución, cualquiera, está formada por personas. Las personas no son Dios. Por más representante religioso que cualquier Pontífice sea, nada nos afirma que es un mensajero de Dios.

 

Sí creo que Juan Pablo II, la Madre Teresa de Calcuta y otros fueron personas especiales. Sobre todo Juan Pablo II, creo que de los últimos pontífices es el más santo y al único que realmente no se le puede cuestionar ninguna decisión, inclusive sus silencios con respecto a muchas cuestiones (sexualidad, por ejemplo) fueron santos. Se lo veía en su cara, en la energía que irradiaba, en el carisma que tenía, en el amor que imponía inclusive a las personas ajenas al catolicismo.

 

Si saben usar bien los buscadores, hagan el siguiente ejercicio: comparen el número de artículos en contra de Ratzinger con el número de artículos que hablan mal de Juan Pablo II. Se los aseguro, la relación es un millón a uno. Y seguramente el único artículo que encuentren en contra de Juan Pablo II será escrito por un ignorante.

 

Por eso les digo, sean católicos, protestantes, musulmanes, ateos, agnósticos, lean atentamente las palabras de todos los dirigentes religiosos. No sólo el Papa, sino también lean del Dalai Lama, de los textos que dejó “Su Divina Gracia” Bhaktivedanta Swami Prabhupada, lean de todas las religiones, inclusive de filósofos que sean ateos, agnósticos, liberales, racionalistas, y de cualquier doctrina.

 

Citando a Juan Pablo II, las “alas del espíritu” son dos: la fe y la razón. Si no tienen fe absoluta no sufran, quizás su camino sea diferente. No queden sólo con que Dios existe/no existe. Infórmense. Lean lo que expresan todos los grandes pensadores del mundo, sean religiosos o no. Creo que si saben hacer uso de su inteligencia tendrán un tamiz muy poderoso que les hará discernir entre lo que realmente vale o lo que no.

Toda religión comienza a perder su coherencia espiritual cuando empieza a asegurar que es la “única religión”, o la “Verdadera Religión” (con mayúsculas, siempre).

Cito nuevamente a Juan Pablo II, fue él mismo quien llegó a la conclusión que el hombre puede llegar a la salvación por cualquier religión (siempre que sea una religión y no una secta, claro). Precisamente porque la religión no sólo es un sistema, sino porque es el camino que los creyentes utilizan para llegar a Dios. El punto más importante no es el sistema elegido, no es la institución elegida, todo lo contrario: el punto más importante de toda religión es la búsqueda de Dios.

Y si existe él, la salvación es un acto que le compete a Dios, no a nosotros. Por eso nadie sabe a ciencia cierta quiénes serán salvados y los que no, fuera de lo que dice la Biblia (aclaro para los protestantes, que piensan que desde el origen de los tiempos Dios sabe a quiénes va a salvar y a quienes no, porque sino no podría ser omnisciente).

 

Por eso tengan mucho cuidado cuando levanten el dedo acusador. No enseñen el odio. No discriminen. No odien. No juzguen. No enseñen a sus hijos a odiar ni a discriminar, porque esas no son acciones adecuadas para un cristiano. Lean más el Nuevo Testamento y menos el Antiguo Testamento. Repasen toda la Biblia y hagan un examen concienzudo, fuera de lo que les enseñan en el sermón de todos los domingos.

 

Hagan un análisis de conciencia y critíquense qué es lo que están pensando, qué es lo que están diciendo. Usen sus neuronas para darse cuenta que Dios, el poder político y el materialismo nada tienen que ver.

 

Si leen esto y son creyentes, traten de abrir su mente, releer esta entrada y sacarle el jugo a estas palabras.

Cuestiónense todo. Inclusive lo que yo escribo.

 

Pero piensen.

 

Y si realmente son cristianos: lean más La Biblia, por favor, contrastando las palabras de Jesús con lo que realmente se está llevando a cabo ahora...

 

 

 

(CC) ESTO TE VA A GUSTAR


“La Inquisición fue un progreso”, según el Papa Benedicto XVI

Sé que el Pontífice tiene algo llamado infalibilidad papal, que fue establecida por el Concilio Vaticano (1870), que declaró como “dogma de revelación” todo lo afirmado por el Papa, ya que es el maestro de todos los cristianos y está asistido por Dios. Por lo tanto ningún católico puede juzgar si lo que está diciendo como Pontífice es verdadero o falso, nadie tiene autoridad suficiente para cuestionar algo dicho por el Papa, cosa que me parece muy conveniente cuando uno se encuentra con estos vídeos:

 

 

Ahora bien, intentemos apartarnos un poquito del concepto “infalibilidad papal”. ¿A ustedes les parece lógico afirmar algo tan peligroso como: “La Inquisición fue un progreso porque desde entonces nadie podía ser condenado sin una investigación”? Me resulta hasta casi estúpido aseverar que hay algo positivo dentro de una matanza, sí, hay algo bueno dentro de todo lo malo y hay algo malo dentro de todo lo bueno (yin/yang), pero una cosa es intentar ser optimista ante situaciones que no brindan posibilidades de una defensa coherente y otra cosa es ser estúpido. Que alguien me diga algo como: “Tenés que considerar que matar a todos esos pobres inocentes hizo que después sucedieran cosas buenas” puede llegarle a costar un rapto de ira divina que caiga del cielo hacia la persona que comete tal falacia, sobre todo si está hablando de religión.

En una religión donde existe el bien y el mal, donde hay cosas etiquetadas como objetivamente buenas o malas, y tenemos los Diez Mandamientos que figuran en La Biblia (y encima son incuestionables); cuando uno de esos mandamientos dice “No matarás”… ¿No se destruye todo planteo derivado de una justificación que intente explicar los beneficios que tuvo una matanza a gran escala para matar judíos, torturar supuestas brujas, y de paso aniquilar la fe aborígen y de los esclavos para aniquilar toda fuente probable de competencia religiosa?

No matarás significa“NO MATARÁS” y punto. No hay que matar. No hay que asesinar en nombre de Dios, ni brujas, ni judíos, ni negros, ni sacerdotes estúpidos que intentan justificar una matanza única en toda la historia de la Humanidad.

Que alguien me diga “La Inquisición fue un progreso” para mí equivale a que me digan algo como: “Bueno, Hitler después de todo no fue malo, sólo mató seis millones y medio de judíos, unos cuantos negros y algunos homosexuales”.

 

El genocidio está mal y punto. Y no podemos permitir que una persona supuestamente infalible a nivel teológico justifique la pedofilia, porque todo intento de encontrarle una vuelta para decir que no está tan mal sirve para seguir prostituyendo a niños y utilizarlos como una salida fácil de tanto semen acumulado por un voto de castidad jamás cumplido. Y como no podemos permitir la pedofilia en el clero, tampoco podemos permitir que nos mientan con suposiciones estúpidas derivadas de cosas que van en contra de la raíz de la Moral Cristiana (y Católica): LOS MANDAMIENTOS.

O sea: la palabra de Dios es revelada, pero como a nivel teológico nadie puede cuestionarlo por sus elevadísimos conocimientos teológicos convierten al Papa en una persona que puede decir “Ah, no, mirá, en realidad la Santa Inquisición fue buena”, deshaciendo lo que Dios dijo. O esto está terriblemente mal, o el Papa es más poderoso que Dios y puede revelar una Verdad aún más grande que la que reveló Dios Omnipotente. Pero pará, creo que no.

Debería ser más importante La Ley Judía. Otra forma de decirle a los mandamientos.

Y como corolario este defensor de la pedofilia, de los genocidios y uno de los principales culpables de que no pueda aplicarse el preservativo como un control efectivo contra la transmisión de todas las ETS, y que también prohíbe los anticonceptivos, la educación sexual en las escuelas; que genera el odio, discriminación y aversión contra la comunidad LGBT con planteos de ultraderecha, y muchas otras cosas más… agrega, al final del vídeo, algo tan estúpido como:

“La Inquisición fue un progreso. Porque desde entonces, nadie podía ser condenado sin una investigación. En aquella época, en definitiva, tenían presente el concepto de justicia”.

 

Si alguien leyó Marcos Aguinis (La Gesta del Marrano), o cualquier otro libro de historia que revele lo mínimo necesario para entender la gran estupidez que fue La “Santa” Inquisición se dará cuenta que esa investigación en realidad camuflaba una realidad aún más perversa que matar a todos los judíos, brujas, y herejes: Esa investigación en realidad era una manera para expropiarle todos los bienes a la familia entera del acusado, sin ningún tipo de apelación posible, porque la Iglesia era la autoridad máxima, quien portaba la Palabra de Dios.

Esa investigación previa a la condena era lo que arruinó la vida de millones de familias, porque al ser expropiados todos los bienes, familias enteras caían en la pobreza, y el precio a pagar era altísimo, sumado que los acusados recibían períodos larguísimos de diferentes tipos de torturas. Si sobrevivían, quedaban cojos para siempre (por los grilletes), locos y discriminados para siempre, ya que les obligaban a usar ese elemento de tortura posterior que era el escapulario amarillo bendito, que aunque ellos declararan haberse arrepentido (de cosas que no habían hecho) no podían acercarse a imágenes sagradas, entre otras, y toda la sociedad los discriminaba y los miraba con un odio y repulsión indecible.

 

Así que piensen dos veces, usen el cerebro que Dios les dio para no permitir que les mientan con cosas como éstas. No agachen la cabeza estúpidamente sin plantearse si la persona más importante de nuestra religión nos está diciendo verdades. Nadie es dueño de la Verdad. Sólo Dios. Y lo que nosotros pensamos que es Verdad también puede ser un engaño perverso para manipularnos, para conducirnos donde una persona poderosa quiere llevarnos, y probablemente ese camino sólo guíe a la perdición del alma, porque toda la vida habrá llevado una fe llena de mentiras.

No permitan defensores de pedófilos. No permitan defensores de asesinatos.

No más gente incompetente en cargos importantísimos a nivel mundial.

Nadie es invulnerable, nadie es incuestionable, somos todos seres humanos, no demidioses. Y eso, lamentablemente, incluye al Papa. Por lo tanto también puede ser juzgado ante un tribunal internacional: es un ser humano más.

 

Y ojalá esto llegue a mucha gente, porque yo considero que he hablado la verdad. Mi verdad. Y yo sé que en el fondo, si existe realmente la “conciencia religiosa”, y si existen las “dos alas del espíritu” que describió Juan Pablo II, ustedes deberían pensar parecido.

 

Juan Pablo II fue un ángel, una persona llena de paz, bondad, sabiduría, amor. Cuando Juan Pablo II el mundo entero lloró, católicos y personas de todas las religiones, no porque se había muerto una persona excelente sino porque se había muerto el pilar espiritual más importante que sostenía el mundo. Este Papa no le llega ni a los talones, lentamente se ha ido ganando el odio del resto de las religiones, de personas ateas, y es el responsable que la Iglesia haya perdido tanto poder. La Humanidad a la larga lo va a catalogar como un “antipapa”, sólo tenemos que sentarnos a esperar lo lógico. Roguemos que no esté tanto tiempo más en ese cargo y lo reemplace una persona más idónea así no hace un daño que sea mayor, porque ya es irreparable.

 

Paz y amor. Y si te molestó lo que escribo lo lamento. Creo que algo de verdad hay en mis palabras.

 

Un beso a todos.

 

Shantei Ohm

 

 

 

 

 
(CC) ESTO TE VA A GUSTAR.
Más entradas de: Crítica | PersonalReligión 

Vótame en Klout:
 Argentina | Latinos | LGBT | Literatura | Música | Youtube

Enhanced by Zemanta

Ratzinger es denunciado ante la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad

Vatican. Pope Benedict XVI.

Image via Wikipedia

 

Dos abogados alemanes han presentado una denuncia contra Joseph Ratzinger (el Papa Benedicto XVI) por “crímenes contra la humanidad” ante el Tribunal Penal Internacional de la Haya. Se trata de Christian Sailer y Gert-Joachim Hetzel, abogados de Marktheidenfeld (Baviera), la misma región de Alemania donde nació el Papa. La denuncia, de 51 páginas, fue presentada el 14 de febrero y enumera tres acusaciones: coacción a sus miembros, la prohibición del uso del preservativo y, especialmente, el silencio ante la pederastia del clero.

La primera, se lee en el documento, se refiere al “mantenimiento y el liderazgo de un régimen mundial totalitario de coacción, que somete a sus miembros mediante amenazas terroríficas y peligrosas para la salud”. La segunda es “la adhesión a una prohibición mortal del uso de preservativos, incluso cuando existe el peligro de infección del VIH-sida». Por último, se acusa al Pontífice de mantener un sistema mundial de amparo a los delitos sexuales cometidos por sacerdotes católicos y su tratamiento preferencial, “que está ayudando siempre a nuevos criminales”.

Los dos abogados pertenecen a “Universal Life”, una secta que sigue la enseñanza del autoproclamado profeta Gabriele Wittek, que afirma haber recibido directamente por Jesucristo la indicación de fundar un grupo religioso. La secta además afirma tener contactos con seres extraterrestres, y tiene su sede en Würzburg, es activa sobre todo en Alemania y especialmente en Baviera. Ahora resta que la Corte Internacional responda a la demanda, y apunte si admite o -como parece previsible- archiva la querella.

(Rd/Agencias)

 

vía Ratzinger, denunciado ante la Corte Penal Internacional :: Vaticano :: Religión Digital.

Enhanced by Zemanta

El nuevo CD de Lady Gaga fue censurado

 

A pesar de ser número uno en 21 países, su último CD fue censurado en el Líbano por ser considerado “ofensivo con el cristianismo”. Una carga con miles de álbumes había llegado a dicho país la semana pasada, pero fue devuelta por los miembros de seguridad aeroportuaria, según el periódico The Sun. Lady Gaga ya había sido criticada por grupos religiosos, luego del lanzamiento de “Judas”, que dejamos a continuación:

 

 

Con respecto a la censura, menos mal que ella no tenía previsto ningún show en ese país. Gaga aseguró que no hará ningún cambio de actitud en su forma de expresión musical, lo cual me parece bárbaro. Creo que un artista debe expresar lo que realmente quiera, sin temer herir susceptibilidades. Creo que del otro lado, del lado del espectador, uno se lo debe tomar con calma y debe separar la “música” de la “religión”. Uno no debe ser tan extremista, no debe cerrarse. Que alguien cante algo que vaya en contra de lo que creemos  no implica que debamos atacarlo. Me parece más aceptable la crítica que se le ha dado al vídeo de Judas en cuanto a lo referido a la música, un análisis desde el punto de vista de la religión me parece algo totalmente inútil y fuera de contexto.

 

Si bien para muchas personas esta última placa fue un somnífero importante, su anterior trabajo siempre ha sido divertido y atrayente. Independientemente de las ventas y la asombrosa popularidad por parte de sus seguidores via internet, para muchas personas el disco ha sido un asco. Ahora estamos viendo una nueva Lady Gaga, una Mother Monster existencialista y filósofica, otras veces crítica religiosa, o con nuevas facetas como la que mostró en su video de Born This Way, en formato de mini-historia, y también temas como Edge of Glory o Judas, que lamentablemente pierden fuerza comparados con los clásicos de Gaga como “Bad Romance”, “Paparazzi” y “Love Game”.

 

De todas maneras, sin importar la calidad de su trabajo, su trabajo ha sido censurado en el Líbano por ser considerado “ofensivo contra el cristianismo”. Esto me da risa. Cuando leo estas cosas pienso que lo que realmente tendrían que censurar es el pene a los sacerdotes cuando reciben los hábitos, así eliminan los casos de violaciones de niños. O sea (olvidando el agresivo sarcasmo anterior), mi punto es que: permitiendo tantas agresiones contra la palabra de Dios… ¿Justo se ponen caprichositos con la difusión de un CD?

Les recuerdo que en un caso similar, referido a la literatura, se prohibió “El Código Da Vinci”, de Dan Brown. Esto ya sucedió hace unos años, pero fue por algo similar: contenido que iba en contra de lo que enseñaba la Iglesia Católica. Yo pregunto: ¿Estando en el 2011, después de 2000 años del nacimiento de Cristo, no hemos evolucionado ni siquiera un poquito en nuestra forma de ver los derechos humanos que no podemos garantizar el derecho a la libre expresión? Todo por un puñado de fanáticos religiosos hipersensibles a un librito que si bien fue un best-seller, no llegaba a la altura literaria suficiente como para que fuera fundamentada una conducta semejante. Recuerdo que en mi ciudad hasta una se hizo una marcha en contra del libro. Todos horrorizados, temerosos (y ni hablar con las fases anteriores a la aprobación de la ley del Matrimonio Igualitario). En vez de decir “Sí, está bien, esta persona cree que María Magdalena tuvo sexo con Jesús, que piense lo que quiere porque yo estoy seguro de lo que yo creo”, no, no pueden hacerlo, directamente tienen que censurar. Censurar estúpidamente, tachar, eliminar, cocer con alambres oxidados las bocas de todos los profanos (y por profanos por favor que se entienda “todo aquel estúpido desdichado que no sigue al pie de la letra no lo que dice La Biblia sino lo que dice la Iglesia”).

 

Y siguen censurando. ¡Qué idiotas! Pero claro, antes de entender el concepto de la “libertad de expresión” tienen que entender la idea de “libertad”. También la “libertad de culto”. Basta ver una monja, un sacerdote, o cualquier fanático religioso al que le lobotomizaron el cerebro cuando uno dice “Yo no voy a misa porque no creo en lo que dice la Iglesia Católica” y te miran con una expresión de “Pobre, se va a ir al infierno”. Inclusive hasta a algunos se les ve en el rostro una expresión de falsa misericordia, hasta bajan el tono de voz, hablan pausado (por más que sos un pecador y odian al pecador, porque eso es lo que les enseñaron) y entonces tratan de convencerte que tenés que ir a misa porque esa es la salvación. A cualquiera, inclusive a personas que manifiestan ser de otra religión (o ninguna) tratan de lavarle la cabeza, inclusive van a misionar a otros países, pero con la idea de “evangelizar” religiosamente. Todo bien, pero ya la época de evangelización debería haber terminado, realmente no se debería haber dado jamás porque desde un principio uno es libre de elegir. Si no fuera por esa ansia de poder La “Santa” Inquisición –iniciada por la misma orden a la que pertenece Benedicto XVI– jamás hubiera existido.

La Iglesia ha caído una y otra vez en incontables errores, no sólo en cuestiones del arte (les recuerdo que la obra de Lady Gaga es arte porque estamos hablando de la industria de la música) sino también en acciones que atentan contra la propia Humanidad. En muchos lugares del mundo han comenzado trámites para que el pontífice actual, Benedicto XVI, sea declarado como una persona non grata por “su condena reiterada a la libre expresión de la sexualidad”, además por ser el responsable de que la Iglesia católica discrimine a gays, lesbianas, transexuales o mujeres, por impedir métodos de control de la población, preservativos, relaciones sexuales libres y consentidas y a los seropositivos. Recordemos que en muchos países del mundo el cristianismo es una minoría, o hay una incidencia más fuerte de otras religiones (como por ejemplo el protestantismo, como lo es por ejemplo el caso de Inglaterra); en estos países la presencia del pontífice actual no es muy deseada. Esto es porque como máximo representante de la Iglesia, él es el responsable del sufrimiento de millones de personas en el mundo por su discurso represor y negativo acerca de la sexualidad, además porque cuando era cardenal fue el responsable de incluir la homosexualidad como “pecado contra natura” en la última versión del nuevo catecismo.

Inclusive la movilización por parte del Front d’Alliberament Gai (de Cataluña) para que la ciudadanía española apostate ha sido muy fuerte, para que se niegue a que el dinero del Estado español sirva para pagar la visita, y también luchan para que se deroguen los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede. Detrás de esto hay razones políticas y económicas, además del derecho de libertad de culto, porque a todos los españoles (católicos o no) se les cobra impuestos que van a parar a las riquezas del Vaticano, parte de esta monstruosa multinacional que de fondo se dedica a cuestiones religiosas.

En Inglaterra, por ejemplo, se le han negado visitas a Ratzinger y hasta fue declarado como “persona non grata” cuando salieron a la luz más de 110 casos de violaciones de niños en el círculo íntimo del Papa durante aproximadamente dos meses, en el año pasado. Eso sí va en contra la religión, ¿y si el Pontífice muestra no ser una persona idónea, en vez de movilizarse para que elijan un nuevo Papa, por qué se detienen con cosas tan estúpidas como un simple CD? ¿Acaso debemos prohibir bandas que tengan letras satánicas, o melodías oscuras, como Marilyn Manson, Atrium Carceri, y todas las bandas de rock que insultan, se maquillan, tienen una imagen andrógina y dicen cualquier cosa que vaya en contra del catolicismo? Lo diría mil veces: Me parece una estupidez más grande que el Cosmos. Sobre todo teniendo lecturas obligatorias como el Marqués de Sade en la carrera del sacerdocio. Claro, para entender el pecado y ayudar al pecador leen las obras enteras de Sade. (¡Lindo les debe ir con el control de sus deseos! ¡Después de tres páginas seguidas del susodicho Marqués las erecciones que te da pueden llegar a ser tan fuertes como para demoler un edificio!)

 

Resumiendo:

Por un lado el pontífice Benedicto XVI declarado “persona non grata” por muchos países, atentando contra el control de la explosión demográfica, contra el control de las enfermedades, incitando el miedo y el odio. Por otro lado la estúpida censura de este disco, que en un solo tema se enrolla con cuestiones religiosas (me refiero a Judas).

 

Les pregunto: ¿Es necesario?

¿Y qué si en una parte del videoclip aparece un hombre con una corona de espinas? ¿Qué tiene que ver que diga “A king with no crown”, o que en otra parte del vídeo aparezca un hombre con una campera que diga “Peter”, haciendo referencia a uno de los doce discípulos? ¿Me van a decir que por eso debería tratarse a Lady Gaga como herética? Creo que el concepto de herejía debería haber sido sepultado con esa masacre que fue la Inquisición, que en realidad de fondo fue un teje y maneje de poder que sirvió para matar a brujas, judíos, y someter a esclavos (negros) y aborígenes. Obviamente no hablo de matanzas que fueron ofrecidas a Dios, ni a asesinatos cometidos con la convicción de que estaban haciendo algo digno, algo valedero y realmente santo. No. Creo que asesinaron concientemente a todo aquel que estaba fuera del catolicismo, repito: paganos, judíos, y personas que creían en deidades aborígenes, entre otras. ¡Negocio redondo que financiaron ese genocidio con el dinero que les incautaban a las familias de los enjuiciados! ¡Encima decían que eso lo hacían para que aceptaran a Dios en sus corazones! No. Simplemente hicieron exactamente lo que están haciendo ahora: marcar la diferencia. Antes enseñaban a que se tenía que odiar y matar a todo aquel que no fuera católico, y que los reyes tenían la obligación de someterse a los caprichos de la Iglesia. Ahora ejercen presión para que no sea posible todo aquello que va en contra de lo que ellos dicen que es “una vida cristiana”. Repito nuevamente: “libertad de expresión”, “libertad de culto”. Y no sólo eso, también todos somos libres de acostarnos con quién queramos, tener la sexualidad que queramos, escuchar y leer lo que se nos antoje.

 

¿Ahora también nos van a decir qué tenemos que escuchar, qué tenemos que leer?

 

Me parece que esta gente se tendría que dedicar a leer más La Biblia, que es un libro hermoso que tiene unas cosas valiosísimas que ellos mismos no aplican, y que deberían asegurar todas las libertades que nos aseguran los derechos humanos. Es la Iglesia la que debería enseñar a amar, a perdonar, y a ayudarnos a construir un mundo mejor, donde no tengamos miedo de hablar, de sentir, de copular, de besar, de abrazar, de vivir; de ser nosotros mismos y mostrarnos al mundo como realmente somos. Un lugar donde no tengamos miedo de nosotros mismos y no nos movilice la culpa. Y que encima: todo funcione bien no porque alguien nos lo diga, sino porque lo llevamos adentro, internalizado, porque el Bien ya es parte de nosotros…

 

 

Creo que una Iglesia Católica que dice que es peor abortar que violar a niños poco entiende acerca de Dios y acerca del pecado. No sólo eso: en una Iglesia donde es obligatorio el voto de castidad para los sacerdotes no tiene sentido que los sacerdotes y las monjas hablen de cuestiones de sexo, porque en primer lugar no deberían practicarlo.

Mi molestia no es ver que la institución que me enseñó todos los valores es totalmente corrupta, tampoco me molesta que censuren, ni que estén perdiendo seguidores por su actuar erróneo; lo que sí me molesta es que justifiquen lo injustificable, que retuerzan las palabras de La Biblia hasta el límite que lleguen a fundamentar que una violación no es tan mala. Me molesta que violen a niños, me da terror que conserven su aparato reproductor masculino cuando toman los votos, me da bronca que la misma institución que debería ayudarnos esté ayudando a que el mundo se destruya. Porque el odio que infunden, el SIDA que permiten, la discriminación que justifican, la represión sexual que generan, la culpa que sólo la utilizan como elemento de control, y los incontables casos de violaciones de niños en todo el mundo hacen que la Iglesia sea un mecanismo de tortura más que una institución dedicada al amor, a la enseñanza y al sacerdocio.

 

Me da mucha bronca, cada vez que leo de una violación, de una censura, de un planteo totalmente estúpido, porque palabra a palabra van confundiendo a todas las personas que pueden en este mundo, en vez de dejarlos ver con claridad, en vez de dejarlos amar. Profesan el odio y el miedo, no el amor.

 

¿Y cómo van a entender de Dios?

¿Y por qué hacen de todo un palabrerío medieval y religioso?

 

¿Y por qué no pueden entender que algunas canciones son sólo música y listo?

 

(…)

.

.

.

 

 

[Más entradas de Lady Gaga]

 

 

Enhanced by Zemanta

A %d blogueros les gusta esto: