Archivo de la etiqueta: machos

Hombres gays y bisexuales son traficados como esclavos sexuales entre países donde la homosexualidad es ilegal

“Pienso que cuando hablamos acerca de la posición de la mujer en África y vemos cuán miserable es, frecuentemente olvidamos que esas mujeres miserables están casadas a hombres miserables”. Wanagari Maathai, 1992, activista de Kenya para la liberación de la mujer.

 

Creo que si hacemos una simple regla de tres simple, teniendo en cuenta la forma en la que se le falta el respeto a la mujer y a eso le agregamos elementos más explosivos, como la falta del respeto hacia la sexualidad, una legislación y una estructura religiosa dañina hacia el sector LGBT, y una profunda ignorancia acerca de estos temas, es fácil concluir cómo tratan algunos países machistas a su propio género.

 

Image via: Anglicans Women's Empowerment

 

Increíble pero real: una revista gay de Kenya ha expuesto el tráfico de personas del sexo masculino entre Kenya y los Emiratos Árabes Unidos, y entre Qatar y Arabia Saudita.

La revista, llamada Identity (Identidad), expresa en su número de DIC/2011, en un artículo llamado EXPOSÉ: Kenyan Gays Used As Sex Slaves in UAE, que los hombres gays y bisexuales de Kenya son engañados en las universidades con promesas laborales y terminan siendo esclavos sexuales. Esto me pareció terrible, sobre todo en esos países donde tanto se rasgan las vestiduras con el machismo y donde la homosexualidad está tan mal vista. Aparentemente sucede lo mismo que en las religiones cristianas, comen santo y cagan diablo, y eso pasa hasta en las religiones que leen el Corán.

La tan prestigiosa de Universidad Kenyatta está siendo particularmente objeto de este problema de trata de personas, según esta revista. Los hombres que son engañados frecuentemente están desesperados por el estado económico en el que se encuentra Kenya, que tiene tan alto el índice de desempleo.

Los hombres universitarios generalmente son tentados con ofertas laborales como auxiliar de vuelo (como las azafatas, pero para los hombres) o también se les ofrece un trabajo administrativo en oficinas, y ayuda con las visas y sus pasaportes, pero lo que parece una oportunidad dorada termina siendo el fin de su libertad sexual y su integridad moral. Lo peor de todo es que los oficiales son coimados para facilitar estos viajes.

El personal de la revista entrevistó a una víctima a la que le prometieron trabajo en Qatar pero que terminó sufriendo humillaciones y abusos sexuales violentos y sádicos, como que lo golpearan u orinaran y defecaran sobre su cuerpo, entre otras prácticas un poco más intensas y peligrosas, consideradas como hardcore, inclusive para expertos en materia de sexo, como por ejemplo el fistfucking. El prostituto a la fuerza se las arregló para escapar pero le contó a la revista Identity que había viajado hacia dicho país con otras cinco personas más y ellos habían sido separados en el aeropuerto.

Lamentablemente, Qatar no tiene legislación en contra del tráfico, por lo tanto no se persiguen los responsables ni se defiende a las víctimas del tráfico.

Kenya sí tiene legislación en contra del tráfico de personas, pero como la homosexualidad es ilegal en ambos países, los hombres no pueden reportar las violaciones a la policía. Digamos que esta estructura legal tampoco le permite a las víctimas defenderse, ni obtener acciones legales en contra de los victimarios.

En julio del corriente año, dos hombres fueron arrestados en Nairobi por tener sexo gay. Y en mayo, la Comisión de Derechos Humanos de Kenya acusó a la policía de violar a los hombres gays que tenían en custodia. O sea, es ilegal tener sexo gay, pero la policía puede violar tranquilamente a los homosexuales. Totalmente irónico.

 

Si desean leer más información (en inglés) acerca de estos temas, les recomiendo los artículos al final de este post.

También les recomiendo que lean la revista Identity, ahí habla acerca de “Creswell Falls”, de Kerry Belchambers, que es el primer libro en la historia de Kenya que habla acerca de sexo homosexual (la trama es una novela que trata acerca del romance entre dos lesbianas). Además es la primer escritora que se declara abiertamente como lesbiana. Ambas cosas altamente peligrosas en un país tan homofóbico donde hay tanto para hacer en lo social (y no sólo en lo económico), desde la concepción de la sexualidad, la postura de la mujer, el tráfico de personas y la prostitución.

Realmente esa escritora es una especie de heroína LGBT y debe ser duro escribir en un país como ese. Esperemos que no la maten o algo así.

¡Espero que les haya resultado interesante la entrada!

 

 

(CC) ESTO TE VA A GUSTAR.

Más entradas en:
Gay | LGBT | Noticias | ReblogSexoSexualidad | TTs | WTF.

 

Related articles

 

Enhanced by Zemanta

Betty White Raps: “I’m Still Hot” w/Luciana (Official Video)


La rapera Betty White aparece con la cantante de música elecrodance Luciana en este nuevo video titulado “I’m Still Hot” (Todavía Soy Hot). El video es muy gracioso, verán a una abuelita rodeada de hombres sexies y musculosos. Me gustó mucho la idea de este videoclip porque esta creación va a beneficio para la Asociación del Zoológico de Gran Los Angeles.

La canción ya puede ser descargada a través de Itunes.

 

 

El video comienza con una abuelita (Betty White) que está paseando en el Zoológico de Los Angeles y se para junto a ella una limousine de Luciana, y ella le chifla y comienzan a cantar. (o_O) Aparentemente en el video son conocidas o amigas, porque Luciana le dice a Betty que vaya a probar su nueva adquisición, refiriéndose a la limo.

La temática es tan coherente y profunda como una película porno, pero la verdad que el video me encantó. En cierta forma, ver a una mujer tan grande sentada en un trono y con un báculo me hizo recordar a Madonna. Me pregunto si esto fue intencional o sólo pisé la banquina con las asociaciones mentales. De todas maneras, el video es muy divertido y vale la pena verlo. El tema es muy enérgico, el ritmo es genial, y le gustará sobre todo a la gente que tiene preferencias por el electro, dance, pop y artistas más glam.

 

Detrás de esta creación está The Lifeline Program, que es una compañía aseguradora que intenta redefinir el standard de vida de los jubilados.

Interesante propuesta musical de una aseguradora con fines benéficos.

Y hots.

 

Enlaces: Facebook | Website.

 

 

(CC) ESTO TE VA A GUSTAR.

Más entradas en:
Internet | Música | Noticias | TTs | Videos | YouTube | WTF.

Enhanced by Zemanta

Un sueño muy extraño

Generalmente tengo sueños muy divertidos, tengo impulsos latentes altamente enérgicos así que disfruto de un riquísimo mundo interior por las noches, tanto que en vez de hacerme descansar, a veces, a fuerza de delirios oníricos, me despierto a las carcajadas. Y cuando tengo estos sueños, que por lo general son detalladísimos, tengo la costumbre de levantarme y escribirlos antes que la magia se vaya y se pierda para siempre el simbolismo intrínseco del contenido manifiesto.

 

 

Por eso lo primero que hice esta mañana fue despertarme y anotar lo que había sucedido. Generalmente hago esto, pero es la primera vez que voy a blogguear mis sueños (ya que me resulta demasiado personal como para ponerlo en un blog todos los días). Les cuento lo que soñé:

 

Yo estaba en una biblioteca gigante, lo primero que hice cuando tomé conciencia que estaba ahí fue mirar hacia arriba, pero nunca dejé de ver libros. Hacia ninguna parte. No se veían las paredes. Estaban recubiertas de libro. Y ahí estaba yo, en medio de una biblioteca majestuosa, en frente de dos chicos que parecían ser pareja. Hablaban entre ellos y se sonreían, y para no arruinarles su momento íntimo, me di vuelta y comencé a buscar mi libro. En realidad yo no sabía qué estaba buscando y si bien estaba en una biblioteca quería elegir y leer un buen libro para después comprármelo y llevármelo a casa.

En eso se escuchó un grito seguido de ruidos que parecían de una avalancha de libros. Alguien, en un lugar muy cercano a nosotros, se había caído y estaba siendo sepultado por los libros. Como yo estaba buscando mi libro, ya tenía en mis manos un diccionario ilustrado de japonés con una imagen de una geisha muy bonita en la tapa. Yo recordaba haber estado a la altura del suelo segundos atrás, pero ahora misteriosamente estaba en una escalera altísima.

Yo había quedado boquiabierto y quería salir corriendo a ayudar a ese chico porque los libros todavía seguían cayendo encima de su cuerpo; pero yo estaba en una escalera tan alta que no podía ayudarle. Comienzo a intentar el descenso, pero la escalera me hace la vida imposible: No es que no le guste que le ayude a las personas, pero pareciera que lucha para que me caiga. Como si éste fuera el único descenso posible. Con desesperación miro a los otros dos chicos, pero se reían y no atinaban a salir a ayudarle al pobre chico que a juzgar por los ruidos iba a morir aplastado por el peso de libros y libros. Todo por un resbalón. No puedo hablar, no puedo pedirles que vayan corriendo a ayudarle, pero me doy cuenta que si pudiera hablarles no me comprenderían porque son personas inmaduras. Les gusta reírse y si hubiera algo de humanidad en ellos ya hubieran salido a ayudarle.

 

Recuerdo haberles mirado con una expresión de angustia y desesperación tan terrible que se quedaron mudos al mirarme. No salieron a ayudarle, pero mi dolor era tal que logré al menos que se callaran. Y yo intentando bajar mientras la escalera posesa se doblaba y yo gritaba porque por ayudar a otra persona me iba a caer yo, así que me agarraba de las estanterías y tomaba puntos de apoyo con mi cuerpo, mis brazos, mis piernas, para no soltar la escalera para tampoco caerme.

Me demoró muchísimo tiempo bajar. Ya los ruidos habían cesado, pero había transcurrido tanto tiempo que quizás ya me había olvidado del chico, o lo había dado por muerto, lo único que recuerdo fue observar la tapa del libro y luego me vi a mi mismo salir corriendo a preguntar el precio. Víctima rampante del consumismo.

De la nada había aparecido una pareja mía, charlábamos y corríamos y reíamos porque la biblioteca se había transformado en un negocio de libros gigante. Noto que en mis manos llevo dos libros, uno ilustrado y bien gordo (el que tiene la imagen de la geisha) y el otro más pequeño pero con un diseño más elegante. Mis preferencias estaban del lado del libro más gordo y más grande pero aún así iba a preguntar el precio de ambos.

Vi en venta abanicos de oro, imágenes del yin yang, y muchos objetos orientales. No pude resistirme y los toqué, diciendo que aprendería a hablar japonés para hacerme pasar por una geisha. Digo un millón de boludeces, comienzo a hablar en japonés y nos reímos con mi pareja onírica, jugamos, corremos, sonreimos, hacemos bromas. Todo era divertido y encontraba en toda cosa una oportunidad para reírme. Me puedo ver desde afuera y tenía la cara pintada de blanco y de tanto hablar japonés ahora tenía los ojos rasgados, como una geisha. Continué riéndome. Miro la tapa del libro y ahora el dibujo se movía, como si tanto flujo de energía hubiera entrado en el libro y yo lo estuviese energizando. Lo que sentí fue loquísimo. Era como que yo, interactuando con el libro, hacía que el libro cambiara con mi energía mientras yo cambiaba por su infuencia y eso se veía en cuestión de segundos. Algo así como una transfusión osmótica de esencia que en vez del plano astral ahora se manifestaba en el plano visible.

 

Y parecía ser que todas las cosas que veía estaban de a pares, los abanicos, las bolitas chinas para hacer masajes, imágenes del yin yang y octaedros del Feng Shui: todo estaba en pares.

Miré a las cajeras pero ellas estaban solas. Aún así dudé que todas fueran lesbianas y que las hubiesen puesto a trabajar repartidas en pares.

 

Pregunto el precio de ambos libros y me dicen que mi libro preferido es más caro. Ni lo pienso. Me llevo el libro más grande y gordo, es más lindo, está ilustrado y lleno de magia y misterio.

Miro a mi pareja y cae un telón negro sobre mi conciencia.

 

 

¿Habré muerto?

 

Mi yo onírico ha muerto y ahora estoy frente a una vecina mía de la infancia, una amiga que tenía en mis primeros años de vida con la que bromeábamos que éramos novios. Le miraba la boca y todavía no entendía una palabra de lo que me estaba diciendo porque el cambio había sido tan fuerte que me había dejado como aturdido. Mis oídos oníricos todavía no lograban descifrar lo que ella me estaba contando y me llamaba la atención su boca. Cuando comienzo a entenderla, descifro lo que me estaba contando. Me explicaba que tenía una tortuga y estaba triste porque las tortugas tenían dos penes y si se penetraban entre dos machos aunque fuere jugando, “al contrario que en el caso de los tiburones”, podían morirse.

Por lo tanto se usaba la fecundación asistida y se los separaba. No sólo para que los machos no se penetraran “jugando” entre ellos y se murieran, sino también para evitar que en el momento de la penetración le hiciera daño a la hembra y la matara en pleno acto sexual. Me explica cómo el doble pene, abierto como una gomera, destroza bestialmente al animal penetrado y bla bla bla. Todo me sonaba a palabrerío, hasta donde yo sabía las tortugas no tenían dos penes y todo lo que me decía carecía de lógica.

Así que ella continuó hablando del pene, pene, pene, hasta que yo me reí tan fuerte que creí que iba a despertarme a carcajadas de este sueño que no terminaba nunca.

Pero sonó el celular y tuve que abrir los ojos. Aunque no me costó demasiado.

 

FIN.

 

 

 

 

NOTA: Mientras estaba tipeando el sueño me di cuenta (por razones obvias) que todo gira en torno a la idea del número dos y de cuestiones sexuales, si ven las entradas redactadas el día de ayer se darán cuenta que he tenido muchos gatillos con respecto a estos temas, por las entradas respecto al hombre incluido en la lista de las 100 mujeres más sexys, la entrada acerca de Bel Ami, y otras entradas con contenido LGBT. Con esto doy por sentado que Freud tenía razón, lo que más nos estimula a tener sueños son las cosas vividas en el día anterior al sueño (postliebenträumen).

 

Galería de imágenes relacionadas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Enhanced by Zemanta

A %d blogueros les gusta esto: