Archivo de la etiqueta: refrán

¿Cualquiera puede cantar en un coro vocacional?

Harry Belafonte 1954

En realidad cantar puede cualquiera, cantar afinado es otra cosa. Hablando más técnicamente, podríamos decir que “cantar afinado” es poder emitir el sonido a la misma altura de la que se escucha. Digamos, si en la partitura figura que tenemos que cantar un “do” sostenido, tenemos que cantar un “do” sostenido y no otra cosa. Ojo, en un coro vocacional no es imprescindible saber interpretar una partitura, porque el aprendizaje se hace mediante repetición y hay técnicas que ayudan a prescindir de esto. No es lo mismo en los coros más reconocidos a nivel internacional, que son coros profesionales, en los cuales es obligatorio tener conocimientos avanzados de música para integrarlo.

Existe una tendencia a que todo el mundo cante y esto se debe al poder psicológico curativo de la música. Ahora, para integrar un coro, el requisito sine qua non es la afinación. O sea, simplemente repetir el sonido que se escucha exactamente con las mismas notas.

Hay otras cosas que favorecen obviamente la performance en un coro, que son: la disciplina, la constancia, y poseer algo de lectura musical.

Con respecto a la disciplina, hay un refrán muy conocido que dice “Sine musica, nulla vita. Sine vita, nulla musica. Sine disciplina, nulla musica” (Sin música, no hay vida. Sin vida, no hay música. Sin disciplina, no hay música).

Hay que tener en cuenta que en los coros vocacionales, el coreuta se va formando en el coro, aprendiendo a cantar adecuadamente. Y frecuentemente los coros rentados se comienzan a integrar por cantantes solistas que no lograron desempeñarse como tales; esto en definitiva redunda en la performance del coro y en la disciplina. Otra cosa importante para entrar al coro es el respeto por la autoridad (en este caso, el director del coro), y para que el coro triunfe como tal: la idoneidad de la autoridad. Digamos, si no tenemos respeto por la autoridad, terminaríamos cuestionando conocimientos musicales, y si el director de música no es idóneo todo se transforma en un gran caos y todos los esfuerzos terminan en la nada.

Por lo tanto, si no son constantes, ni disciplinados, ni afinados, si fallan como personas, son competitivos y no son buenos en las relaciones interpersonales seguramente no van a pasar de las primeras clases. ¡CHAN! Así que si usted reúne estas características, por favor absténgase de integrar un coro y confórmese con cantar en la ducha. ¡Muchas gracias!

ENTRADA ORIGINAL: Ricardo H. Ortiz y Juan Carlos Sáenz

Enhanced by Zemanta

Courtney Love demandada por difamación

 

Love en Carnegie Hall en octubre de 2009, imagen by Wikipedia

Gente, tengan muchísimo cuidado acerca de lo que expresan en sus cuentas de Twitter. Supongo que le deberían dar mucha importancia si por esas casualidades de la vida son famosos y leen esto, presten atención a lo siguiente:

 

Twitter puede ser muy efectivo a la hora de expresar públicamente tus frustraciones, pero Courtney Love ha enfrentado una historia que le puede costar un monto de dinero importante por un simple tweet. Su verdadero nombre es Courtney Michelle Cobain, ya que es la ex de Kurt Cobain, el cantante de Nirvana y recientemente expresó tweets y posts que hablaban del diseñador Dawn Simorangkir a través de su cuenta de MySpace.

¿Cómo empezó todo? Simorangkir y Courtney Love se conocieron en febrero de 2009 para discutir sobre unos diseños para la marca Boudoir Queen. Un mes después, la diseñadora comenzó a quejarse de que Love le debía un dinerillo (algunos miles de dólares). Love, en lugar de pagarle, la insultó a través de su cuenta de Twitter llamandola drogadicta y prostituta entre otras cosas. Pero eso no terminó ahí, no se contentó sólo con faltarle el respeto a la diseñadora, sino que también comentarios en su Myspace y en la boutique online en donde la diseñadora vendía su trabajo, así que en marzo del 2009 Simorangkir la demandó por difamación.

¿Conclusión? Todo el asunto pudo ser mantenido en secreto, pero aún así demandaron a Courtney Love por difamación y la abogada defensora consiguió un arreglo extrajudicial por U$S 430.000, que tendrá que pagar con intereses. De todas maneras el pequeño desliz le podría haber salido mucho más caro sino llegaban a mediaciones, así que en buena hora pudieron llegar a ese arreglo.

 

Yo les recomiendo que si tienen que insultar a alguien, lo invitan a tomar un café a solas y le gritan toda clase de improperios, pero pongan la música alta así no tienen testigos y les sale más barato… De paso se desahogan y no arruinan sus carreras. Eso, o aprendan a comportarse en civilización dentro de un sistema legal que generalmente castiga este tipo de cosas.

 

Como reflexión final, les dejo un hermoso refrán, es uno de mis preferidos: “Hay que poner la mente en funcionamiento antes de poner la lengua en movimiento”.

 

FUENTES: socourtneylove.com, generaccion.com

Enhanced by Zemanta

A %d blogueros les gusta esto: